apoyo_hezbola

En un acto vergonzoso de incalculables consecuencias, ayer la Unin Europea acept, por orden de EEUU e Israel, incluir a la resistencia libanesa en el listado de organizaciones terroristas. No obstante, en un alarde de diplomacia vaticana, lo hizo diferenciando la rama poltica de la militar, para tratar as de no daar las relaciones con Lbano, cuyo pas cuenta con varios ministros y un buen puado de diputados pertenecientes a la misma organizacin Hezbollah.

Este movimiento, no puede entenderse sin el contexto de la guerra multilateral de agresin contra Siria. En resumen, se trata de una operacin de relaciones pblicas para tratar de contrarrestar el descrdito del bloque opositor a Siria, que tiene entre sus filas a numerosos grupos pertenecientes al Qaeda, lo que ya no es un secreto para nadie, a tenor del conocimiento que se tiene del proceder de los autodenominados rebeldes: rebanacuellos, canbales, decapitadores, asesinos, criminales de guerra… entre otras lindezas.Ya todo el mundo conoce de lo que son capaces los del bloque opositor y han perdido buena parte de los apoyos con los que contaban al inicio de la agresin. Las derrotas militares rebeldes se suceden a diario y todo indica que la guerra podra acabar antes de fin de ao si no hay un cambio sustancial de la estrategia de la OTAN y sus aliados.

 

Y en este escenario militar no puede menospreciarseel decisivo papel jugado por Hezbollah en la batalla de al Qussayr como punto de inflexin del devenir de la agresin y en las subsiguientes operaciones que se han sucedido en los alrededores de la frontera libanesa donde, de facto, el Ejrcito rabe Sirio y la resistencia libanesa han logrado cortar los suministros de armas y terroristas a toda la regin. Sin retaguardia, la presencia terrorista en Homs, Hama, Latakia y, en menor medida, Alepo, tiene los das contados. Hezbollah, en opinin de occidente, tiene que pagar por ello.

 

Por otro lado,Israel an no ha asumido las derrotas militares sucesivas propinadas por Hezbollah en Lbano. Por eso el sionismo judo, junto con los cristosionistas norteamericanos han sido los que ms han presionado para lograr la calificacin de grupo terrorista. El apoyo de la Liga rabe sun tampoco es extrao, hace aos que se ha lanzado una guerra total mundial contra el shiismo y los pases rabes laicos alentada desde occidente cuyo mximo exponente son los estados rabes sionistas, con Arabia Saud y Qatar a la cabeza.

 

Pero, como deca, el movimiento no le va a salir gratis a la UE, es toda una declaracin de guerra contra Hezbollah y, para empezar, yadeberan ir pensando en retirar las tropas de la UE que se desplegaron bajo el paraguas de la ONU para ayudar a Israel, la confianza entre las partes se ha quebrado definitivamente y las reglas del juego han cambiado para siempre. En aras de la reciprocidad que debe presidir las relaciones internacionales, Lbano y el resto de estados libres independientes tendran que declarar como grupos terroristas a la mayora de ejrcitos occidentales que han participado o participan en invasiones y guerras de agresin como las de Irak, Afganistn, Libia o Siria. Qu les parecera a nuestros conciudadanos? Pues eso.