ltimamente estbamos acostumbrados a ver al Borbn dormido durante los discursos institucionales, pero esta vez en la Cumbre Iberoamericana estaba bien despierto. Tanto que, visiblemente malhumorado, mand a callar a Chvez cuando este interrumpa a Zapatero mientras trataba de defender a Jos Mara Aznar de los ataques que le profiri el mandatario venezolano unas horas antes.

Rompiendo todas las normas de protocolo lo seal con el dedo y luego le espet un maleducado «por qu no te callas». Despus, cuando intervena Daniel Ortega contra la actuacin del embajador espaol en Managua, al parecer jugando a organizar a la oposicin al sandinismo en la ltima campaa electoral, abandon enojado la sala haciendo un desplante al orador. Mucho me temo que este rey slo sirve para que lo agasajen y le regalen el odo y es incapaz e mantener el tipo cuando tiene ante s a personas que discrepan con lo que representa. Vean, vean.

Desde luego, qu odiosa es la diplomacia. Aznar puede apoyar incluso organizar un golpe de estado en Venezuela que acab con la vida de numerosas personas, destruy el orden constitucional democrtico y a punto estuvo de provocar un magnicidio; pero llamarlo fascista por ello es una descalificacin personal intolerable. Viva la hipocresa!