Resulta curioso cmo el imperio manipula torticeramente cualquier hecho para implicar al gran Satn de nuestra era. Ya lo hicieron antes con Jomeini, con Gadafi, con Castro, con Sadam, Ahmadineyad… o Bin Laden con desigual fortuna: cualquier cosa mala que acontezca en el mundo ser inmediatamente imputada al que la poltica exterior gringa designe. Podemos hablar del asesinato de Kenedy, del 11S, de Lockerbie, de armas de destruccin masiva, de programas de armamento nuclear, del atentado en la discoteca alemana, etc. A su lado, el caso del maletn con 800.000 dlares que supuestamente compr las elecciones argentinas es una minucia, pero no deja de ser rocambolesco.Cmo si no puede denominarse a un proceso iniciado en Miami siempre en Mayami contra una supuesta financiacin poltica realizada por agentes venezolanos a un partido de Argentina? Por mucho que lo encubran de espionaje, son las clsicas majaderas del imperio o delirios de soberana mundial, pensarn aquellos que conserven una pizca de sentido comn y capacidad de lectura crtica. Si contextualizamos el asunto nos daremos cuenta de que el apelativo se queda corto. Para empezar no habra ningn problema en que lo que denuncian fuera cierto, es algo que hacen a diario los EEUU en medio mundo, sin ir ms lejos podramos hablar de la financiacin de la oposicin venezolana, tanto la democrtica como la golpista y violenta. Pero adems hay otros factores que relativizan la importancia del tema qu son 800.000 dlares es una campaa electoral? Le hara falta a Kirchner para alcanzar el poder? No es dinero suficiente para nada y menos para ganar unas elecciones. Ms cosas, al da siguiente de detener al presunto agente venezolano viajaba a Argentina una delegacin del gobierno bolivariano con Chvez al frente, si tan vital era ese dinero por qu no lo ingresaron un da despus con valija diplomtica? Incoherencias tras incoherencias.Adems fue el gobierno del propio Kirchner quien detuvo al tipo del maletn, Antonini Wilson, e inici un proceso para conocer el origen y el destino del dinero. Ahora, cuando ya se encuentra en EEUU ha dejado de ser imputado para convertirse en testigo clave del hecho a conveniencia de las autoridades del imperio. Muchos opinan que ya trabajaba para ellos cuando ingres a Argentina, otros que ahora es cuando ha sido reclutado por sus servicios de inteligencia para montar un nuevo caso contra Chvez. Sea como fuere, resulta curiosa la credibilidad que le estn dando a un acusado y el eco que recibe en la prensa occidental; pero ya se sabe la pata de la que cojean.Desde luego, para asegurar el montaje, EEUU no puede permitir que se investigue en la Argentina el caso de contrabando o de lavado de dinero, por eso no ha permitido ni va a permitir la extradicin del encausado, les es ms til como delator. En los prximos das montarn del todo el caso con la colaboracin de varios supuestos agentes venezolanos socios de Wilson ahora detenidos en Miami y que irn destapndose poco a poco como delatores de Chvez, ya nos irn bombardeando poco a poco, al loro.