En Ucrania la celebración del Día de la Victoria ha quedado manchada por el tiroteo en la ciudad de Mariupol. Al menos 20 autodefensas y un militar fallecieron como resultado del asalto de las fuerzas gubernamentales a la sede del ministerio del interior. El uso de la fuerza por parte de Kiev contra sus ciudadanos sólo radicaliza la población y dificulta una salida negociada del conflicto. Así lo cree el analista internacional Juan Luis González Pérez.

Original en RT