El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha peleado con su “viejo amigo”, el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, y le ha exigido una disculpa por afirmar que Erdogan reconoció la entrada de los radicales del Estado Islámico al país. El analista internacional Juan Luis González Pérez explica que culpando a Turquía, Biden busca desviar la atención de que Washington apoya el terrorismo en Siria desde el inicio del conflicto en este país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.