Los cambios que la Administración estadounidense considera necesarios implementar en la constitución de Birmania, han centrado la reunión de Barack Obama y la opositora Suu Kyi, quien pidió a la Casa Blanca permanecer “vigilante” ante las transformaciones en su país. A su vez, Obama indicó cómo debe ser democratizada esta nación asiática. Al respecto, el analista internacional, Juan Luis González Pérez, cree que las relaciones que le interesan a EEUU no son de igual a igual, sino de vasallaje.