Obama ha prometido vetar cualquier intento de aplicar nuevas sanciones contra Irán, argumentando que hay una gran probabilidad de que esto cause el colapso de las negociaciones con ese país.

“No hay un buen argumento para que nosotros socavemos las negociaciones antes de que den un resultado”, dijo Obama.

El presidente señaló además que golpear la economía de Irán con nuevas sanciones en los próximos 60 a 90 días violaría un acuerdo provisional alcanzado el año pasado, profundizaría las recriminaciones, y aumentaría el riesgo de una confrontación militar. “El Congreso debe mostrar paciencia”, dijo Obama, según cita ABC.

Si no se alcanza un acuerdo, con garantías de que Irán no podrá obtener un arma nuclear, “yo sería el primero en llegar al Congreso para decir que apretemos las tuercas”, añadió, durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Reino Unido, David Cameron.

Las negociaciones entre Teherán y el Sexteto negociador sobre el programa nuclear de Irán fueron prorrogadas hasta finales de junio.

Con respecto a este tema, el analista internacional Juan Luis González Pérez ha señalado que a pesar de que se sabe que Irán abandonó su programa nuclear militar hace mucho tiempo, “EE.UU. mantiene la presión de las sanciones y además mantiene una amenaza militar” que pretende asfixiar económicamente a la República Islámica e impedir que “ejerza la influencia regional que merece”.

Asimismo, ha señalado un cierto paralelismo entre Irán y Rusia diciendo que “el tema nuclear es la excusa que EE.UU. utiliza para atacar a Irán del mismo modo que Ucrania es la excusa para atacar a Rusia”.

obamasanciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.