Imagino la cara que se le ha quedado a los familiares de los secuestrados por las FARC que esperaban su liberacin en el marco de la cadena de gestos de buena voluntad realizados por la guerrilla para conseguir un canje global humanitario y el inicio de conversaciones de paz.Imagino cmo estarn los parientes de Ingrid Bentancourtque lanzaban hace unos pocos das undesesperado llamadopara su puesta en libertad por causa de su delicada salud. Debe serparecida a la de un decadente Sarcozyque ansiaba apuntarse un tanto necesario para remontar el vuelo tras varios patazos sonados relacionados con su mal carcter y su vida personal.

El hecho es que el narcopresidente Uribe ha perpetrado un asesinato selectivoayudado por el espionaje estadounidenseyha acabado con la vida del nmero dos de las FARC, Ral Reyes, y 16 guerrilleros que le acompaaban. Pero, para colmo, el bombardeo del ejrcito colombiano se ha producido fuera de sus tierras, concretamente en suelo ecuatoriano, lo que ha sido considerado por su presidente como una peligrosa agresin y hadesencadenado una crisis diplomticaque ha salpicado a Venezuela.Reyes era el negociador por antonomasia de las FARC, una pieza clave en casi todas las conversaciones de paz emprendidas hasta la fecha yms un embajador y un poltico que un guerrillero.Su desaparicin tiene un objetivo claro: acabar con la senda de la paz emprendida en Colombia, tratar de parar el encumbramiento de Chvez como lder regional e internacionalizar el conflicto para desestabilizar a los enemigos regionales de Estados Unidos. Como el propio Chvez ha declarado, Colombia camina a pasos agigantados para convertirse en el Israel de Latinoamrica, un estado queno respeta los derechos humanos, ni las fronteras de sus vecinos, ni el derecho internacional y que hace de la guerra y el asesinato su razn de estado. El peor ejemplo sin duda de entre todos los posibles… es lo que tiene ser peones del imperio.

Ver mapa ms grande