Como ya sabréis, suelo compartir varios artículos diarios en Twitter y Facebook pero, a veces, cuando son realmente relevantes, prefiero que tengan un reflejo en los biTs para que nadie se los pierda. Este es uno de estos casos interesantes: