El analista internacional Juan Luis González Pérez afirma que los nuevos datos demuestran que la CIA está operando como un organismo fuera de cualquier tipo de control político.