El embajador de EE.UU. en Atenas abandonará su cargo en junio, un año antes de lo planificado. 

Según los medios griegos, Washington toma esta decisión a causa de la insuficiente actividad del diplomático. Conforme a los datos, el alto funcionario no proporciona la información necesaria sobre la situación económica y política en Grecia.

El analista internacional Juan Luis González Pérez opina que la destitución del embajador está relacionada con la intención de EE.UU. de interferir en un posible acercamiento entre Grecia y Rusia.