Un solo misil disparado desde un helicptero asesin ayer a ms personas que todos los qassams juntos

Podra incluso decirse que prcticamente el impacto mat a tantos palestinos, doce, como todos los misiles lanzados contra el estado hebreo, sumando los qassams, y los fabricados por el resto de milicias de la resistencia en la ltima dcada. Pero no qued ah la cosa, adems de los ataques de la aviacin, hubo incursiones de blindados y ataques de la artillera que se saldaron con un total de una veintena de muertes y un nmero indeterminado de heridos, algunos de ellos de extrema gravedad.

 

Entre los asesinados hay, como siempre en este tipo de ataques, una mayora de civiles desarmados y mujeres, incluidos al menos 3 nios que jugaban en un descampado y un periodista de Reuters perfectamente identificado en su vehculo blindado como medio de prensa. (Hasta la fecha, an se esperaba la condena de Reporteros Sin Fronteras, aunque imagino que estarn ocupados denunciando las atrocidades de los estados cubano y venezolano contra la prensa libre, que para eso les pagan).

 

Sin embargo, y como ya he comentado en anteriores ocasiones, la masacre no le ha salido del todo gratis a Israel, como vena siendo habitual. Las milicias de Hamas, las brigadas Ezzedin al Qassam, confrontaron las incursiones por tierra de las IDF, acabaron con la vida de 3 invasores e hirieron de gravedad al menos a otros cinco, confirmando que cada da que pasa la resistencia est ms preparada para hacer frente al ejrcito hebreo y lanzando un serio aviso a aquellos que agitan la bandera de una nueva invasin total de Gaza que, visto lo visto, podra saldarse con la muerte de decenas y decenas de soldados israeles.

 

Algunos expertos opinan que quiz la inusitada dureza de los ataques e incursiones pueda ser el prembulo de la largamente anunciada y siempre pospuesta invasin definitiva para asesinar a todos los dirigentes de Hamas y as asestar el definitivo golpe de estado que subvierta el resultado de las elecciones democrticas palestinas, toda vez que Fatah no pudo realizarles el trabajo sucio a pesar del entrenamiento y el armamento proporcionado por EEUU con la anuencia de Israel.

 

Imagino que en estos das en el estado racista de Israel se organizar un debate sobre la estrategia militar a seguir en Gaza ya que, aunque su poblacin se mantiene impasible ante las matanzas miles de civiles rabes, no tolera que haya ni una sola baja entre sus filas y todos los esfuerzos realizados no han logrado detener el lanzamiento de cohetes al sur de Israel, supuesto objetivo de las intervenciones militares y del medieval sitio de Gaza.