Hoy dirn que ellos no han sido, maana que ha sido un error, que no queran hacerlo, que abrirn una investigacin, que no llegar a ningn lado, como todas las investigaciones. Luego condecorarn a los asesinos. Algunos blandos hablarn del uso desproporcionado de la fuerza, que maten ms flojito. Otros compararn estos asesinatos con los de Hamas para restarle importancia, dirn sin decirlo que todos son igual de malos, dirn que es una respuesta a no se sabe qu ataqueque no produjo vctimas. Da igual. Aguantarn el chaparrn de tres das. Saben que pronto escampar. Se reirn de los golpes de pecho, de las llamadas al dilogo, de las voluntades de paz. Luego tendrn permiso para seguir matando y celebrando el holocausto viejo ese que les permite repetir un nuevo holocausto todos los das. Hoy como antes, el resto del mundo mirar hacia otro lado hasta que sea demasiado tarde. Los nuevos nazis incendiarn el mundo. Ya lo hacen.