Hoy, con la llegada a la base norteamericana de Rota del destructor ‘USS Carney’, se da por finalizado el despliegue militar estadounidense de los 4 buques de la clase Arleigh Burke que componen la parte española del escudo antimisiles.

Aunque lo vendieron como un arma defensiva contra los misiles de Corea del norte e Irán, como siempre suele suceder, se trata de un camelo propagandístico para ocultar una realidad incómoda: en realidad es un arma ofensiva para trastocar el equilibrio estratégico surgido de la guerra fría y eliminar la capacidad de respuesta de Rusia ante un ataque norteamericano.

Es muy fácil de entender, si tengo una armadura que me hace invulnerable ante todos mis enemigos, puedo liarme a mamporrazos con todos e iniciar las guerras que me plazca con la certeza de que voy a salir indemne.

Cuando Rusia pidió garantías de que el escudo no iba a ser usado en su contra e incluso pidió participar en la defensa de misiles balísticos que podían provenir de Irán o Corea, les fue negada tal posibilidad. Cuando las negociaciones con Irán estaban bien avanzadas y la supuesta amenaza nuclear se disiparía del todo tras la firma de los acuerdos, EEUU afirmó que mantendría el escudo pese a todo. Si a ello unimos la disposición geográfica de todas las instalaciones… blanco y en botella, se trata de una afrenta dirigida directamente contra Rusia, una reedición de la guerra fría que nos convierte a los españoles en objetivo militar nuclear por jugar en un peligroso juego geopolítico que no es el nuestro.

Podéis visionar el vídeo de las declaraciones del presidente ruso Medvedev para entender lo que digo. Para no repetirme mucho, os dejo también los enlaces de algunos artículos que he escrito durante años sobre el tema.

Compartir

2 Comentarios

  1. […] Juanlu González, Rebelión/Resumen Medio Oriente, 12 de Abril de 2017 – El jueves 7 de abril, Estados Unidos lanzó un ataque ilegal con 59 misiles Tomahawk desde barcos de guerra en el Mar Mediterráneo contra la base aérea de Shayrat, en la provincia siria de Homs. Aunque parezca paradójico, los buques usados en la agresión, el USS Porter y el USS Ross, con base en Rota (Cádiz), forman parte del escudo antimisiles «defensivo» con el que EEUU lleva cercando a Rusia varios años, lo que demuestra que su verdadera naturaleza es puramente ofensiva, tal y como el movimiento pacifista lleva denunciando desde el momento mismo de su implantación. […]

Deja un comentario