Ya pueden contemplarse con cierta perspectiva los acontecimientos que propiciaron la guerra en el Cucaso y el cese de las hostilidades. En los biTs nos hicimos eco de que las enormes diferencias de interpretacin que exhiban Rusia yGeorgiapodran deberse a una mala jugada del presidente de turno de la UE, quien pudo vender dos textos diferentes a las partes para propiciar el acuerdo de paz. La otra hiptesis que barajamos es que ste podra ser tan interpretable como una ley en manos de jueces espaoles, pero era complicado que nadie firmara algo tan ambiguo teniendo la sartn por el mango. Hoy leo en El Mundo y en otros peridicos queRusia acusa a Sarko del malentendido(tambin a algn error de traduccin), pero que nicamente responder del texto que firm Medvedev y que considera completamente cumplido a pesar de las demandas de la UE.

Con respecto al Consejo Extraordinario de la UE, celebrado hoy mismo, hay opiniones para todos los gustos. Algunos opinan que, por una vez,Europa se ha mostrado unida y con una voz diferente a los EEUU; otros quela UE se ha roto en dos en funcin del seguimiento de las tesis imperiales, pocos que la decisin tomada de suspender las negociaciones del acuerdo de asociacin entre la federacin rusa y la UE ha sido una dura medida, muchos que se ha plegado a Rusia y a los intereses energticos y comerciales. Como siempre, para todos los gustos.

Pero una cosa ha quedado clara, a nadie le conviene enfrentarse a una potencia herida con ganas de recuperar la veintena de aos de descuartizamiento, humillacin y acorralamiento a que ha sido sometida por EEUU y la OTAN. Entre otras cosas por su dominio de los recursos energticos, pero tambin por su capacidad inversora, ya que se ha convertido en el 8 acreedor de USAamrica. Es posible que sea una coincidencia o quiz una llamada de atencin, pero Gazprom ha cortado hoy unas horas el suministro de gas al viejo continentepor reparaciones en alguno de sus gasoductos. Tambin han salido a la luz noticias sobre la prximaentrega a Irn de los poderosos sistemas antiareos S-300, que seran capaces de poner en peligro el xito del ataque de EEUU e/o Israel a Irn, vinculando la entrada de Georgia en la OTAN con el apoyo armamentstico, no ya solo a la repblica islmica, sino tambin a Siria y Venezuela.

Todas las espadas siguen en alto.Putin ha amenazado con responder a a la presencia de buques de la OTAN en el Mar Negro, una flotilla multinacional (Espaa, Polonia, EEUU, Alemania y Turqua) queno es muy querida por aquellos lares a tenor de lo sucedido en Ucrania con el guarda costas Dallas.