Ayer participé como invitado en el programa de televisión de HispanTV «Detrás de la Razón», que en esta ocasión trataba sobre el fin de las sanciones contra Irán por el programa nuclear y la adopción de otras nuevas por el programa misilístico. Compartí, virtualmente, estudio con Pedro Baños, uno de los mas destacados analístas españoles en geopolítica, Coronel en la reserva del Ejército de Tierra, antiguo Jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo y asiduo conferenciante e interviniente en múltiples programas de TV en temas de seguridad y terrorismo.


Este es el final del final, porque finalmente se levantaron las sanciones contra Irán debido a su programa nuclear.

Con el acuerdo, Irán así quedó libre, su dinero que estaba congelado se le regresa, su comercio con el mundo se restablece, su venta petrolera se incrementa, y miles de empresas extranjeras le echan el ojo para comerciar con un jugoso mercado de 80 millones de persas y con las riquezas de hidrocarburos más grandes del planeta: la cuarta reserva de petróleo más grande y la segunda de gas.

Es motivo de fiesta, porque la armonía internacional se puede alcanzar tan fácil cuando intereses y respeto se dan la mano. Pero, hay a quienes toda esta riqueza y éxito no les gusta.

Justo en esta celebración de levantar todas las sanciones contra Irán por su acuerdo nuclear, Estados Unidos impone nuevas sanciones. El problema fue que en octubre pasado, Irán lanzó un misil para probar sus capacidades defensivas.

Irán asegura que son misiles de defensa apelando al derecho de cualquier país en el mundo, e incluso deja muy en claro que su poder defensivo es intocable. Pero esto no gustó a EE.UU., que sancionó a personas y empresas que estén ligadas con el programa misilístico iraní.

En Detrás de la Razón, analizaremos la época post sanciones de Irán, la perspectiva de este país que ahora está libre de esas mordazas que no lo dejaban comerciar con el mundo, pero también analizaremos la actitud de EE.UU. de volver a imponer sanciones, a la cual las autoridades iraníes han llamado una adicción por sancionar todo aquello que no les gusta, que no está dentro de sus intereses, sin proteger el respeto de las soberanías internacionales.

xsh/nal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.