guantanamo

No se si se trata de un regalo a la administración Obama o de la repetición de la época más oscura y atlantista del PSOE, quizá ambas cosas, pero la verdad es que no he podido sentir sino vergüenza por las palabras de Moratinos en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Aunque Aznar autorizó escalas a la Cuba ocupada por EEUU para trasladar presos, estos no llegaron a producirse “de acuerdo con la información de la que hoy disponemos”. Mañana a lo mejor el ministro —si es que dura mucho más en el puesto— recibe información del ejército norteamericano en el sentido contrario y reconoce unos hechos que son vox populi desde hace ya bastantes meses.

La cuestión parece ser que, si bien fue el PP quien dio los preceptivos permisos, con el PSOE se produjeron la mayoría de los vuelos sin que se atrevieran a cuestionar el uso que de las bases norteamericanas en suelo español, donde la soberanía de nuestro país se diluye en la práctica hasta niveles vergonzantes de colonia bananera. El caso es similar al de la violación de los términos del referéndum de la OTAN, en el que no se permitía armamento nuclear en el solar patrio, algo que es incumplido sistemáticamente por el ejército estadounidense. ¿La manera de superar el escollo legal?, muy fácil, no preguntando. Así puede se puede afirmar tan plácidamente que de acuerdo con la información de la que disponemos, no se ha violado ninguna ley española.

Moratinos aseguró también que «había pedido garantías» a EEUU de que no usaba los aeropuertos españoles para vuelos ilegales a Guantánamo y, obviamente, el imperio contestó que of course not y todos tan panchos. Patético. Los vuelos constatados que pasaron por nuestro país con destino al campo de concentración yankee en Cuba sólo llevaban paellas y vinito de Jerez para la intendencia de los presos.

Creo que fue el New York Times (o quizá el WP) quien dijo que el mejor aliado de la era Obama en Europa iba a ser Zapatero. ¿Tendrá algo que ver esta bajada de pantalones con ese futuro que pintaban algunos periodistas? ¿Tendrá también algo que ver el anuncio reciente de Chacón de la intención de casi triplicar los militares puestos a disposición de operaciones internacionales?