rojava

Muy recientemente [el presente artculo data de junio de 2016:nota del traductor] fuerzas kurdas y sus aliados han repelido una ofensiva llevada a cabo por el Estado Islmico. Kobane, en Siria, fue el epicentro de la batalla. El Estado Islmico es una fuerza terriblemente reaccionaria que ha sido alentada y apoyada por los imperialistas, a menudo a travs de canales de trastienda [en el sentido de secreto, vedado a la vida mostrada, contra lo exhibido, que el socilogo E. Goffmann confiri al trmino:nota del traductor]. El Estado Islmico no ha hecho ms que explicitar sus intenciones genocidas hacia los kurdos. No hace mucho, el Estado Islmico intent aniquilar varias comunidades kurdas yezides. Frente a tal brutalidad, muchas personas corrieron a dar apoyo defensivo a dichas comunidades, que enfrentaban una liquidacin genocida. Muchos de estas personas hallaron inspiracin en las valientes mujeres kurdas que combaten por su libertad. Aunque sea correcto acudir en socorro del pueblo kurdo, es importante forjarnos una idea clara respecto de la naturaleza y el rol de las organizaciones kurdas.

La organizacin kurda ms significativa en lo que represent repeler la ofensiva del Estado Islmico sobre el terreno sirio, fue las YPG (Unidades de Proteccin Popular), conectada al PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistn). ste ltimo es la ms fuerte entidad de los kurdos en Turqua. Ayudando tambin en la batalla estuvieron lospeshmerga,milicias kurdo-iraques de la Unin Patritica del Kurdistn. sta ltima es abiertamente capitalista y ha mantenido un largo historial de colaboraciones con el imperialismo. Por su parte, el PKK cuenta con un bagaje histrico nominal como comunista, aunque en los ltimos tiempos l mismo se ha arrancado tal etiqueta. Hoy, el PKK se declara expresamente socialdemcrata y no pretende ser comunista. A causa de su retrica izquierdista y de sus prcticas igualitarias, algunos han visto al PKK y a sus organizaciones satelitales a modo de una especie de vanguardia de [una mal-supuesta:nota del traductor] revolucin siria. A causa de su extensa historia de conflicto con el rgimen racista turco, algunos le han atribuido al PKK una identidad de antiimperialistas susceptibles de confianza. No es el caso.

La realidad es que tanto el PKK como sus organizaciones satelitales son, ante que cualquier otra cosa y sobre cualquier otra consideracin, organizaciones nacionalistas. Su principal inters es establecer un Kurdistn independiente. Y, como tales, se alan con cualquier fuerza que pueda ayudarles en la consecucin de este objetivo. As se explica que, al inicio de la guerra civil siria [de la invasin imperialista contra Siria a travs de una Contra reclutada y de la Oficiala siria reaccionaria rebelde:nota del traductor], el PKK-YPG estuvo en alianza con el rgimen de Assad, quien les cedi reas sin apenas presentar conflicto [porque la lgica poltico-militar gubernamental se fundament en promover la autogestin de la resistencia nacional sobre el terreno:nota del traductor]. Y esa misma variable explica que hoy da el PKK-YPG haya entablado alianza con sectores del Ejrcito Libre de Siria contra el Ejrcito rabe Sirio tanto como frente al Estado Islmico. Y as es que, hoy, persiguen fijar coordinacin con la campaa de bombardeos emprendida por los Estados Unidos. Por eso mismo solicitan apoyo estadounidense a su lucha en Siria y demandan avituallamiento material a Europa. Los propios Estados Unidos han venido manteniendo conversaciones secretas desde 2012 con el ala poltica del YPG. En tal sentido, declaraba el exembajador estadounidense en Siria, Robert Ford:

El PYD-YPG es un grupo sirio con presencia y dinmica sobre el terreno y en tal sentido tenemos inters en comprender su punto de vista e ideas.

De acuerdo a esta misma fuente (http://www.foreignpolicy.com/articles/2014/10/07/washington_secret_back_channel_talks_with_kurdish_terrorists_turkey_syria_robert_ford_exclusive):

Fuentes kurdas cercanas a las conversaciones entre el PYD y los Estados Unidos, declararon aForeign Policyque Washington est alentando al YPG en el sentido de tomar distancias con el rgimen de al-Assad unindose a la Coalicin, trabajando codo con codo con el Ejrcito Libre de Siria y estrechando lazos con el KNC y con Barazani. El acuerdo reciente entre el YPG y fracciones del ELS para batallar contra el Estado Islmico podra estar reflejando la disposicin del PYD a reunir prerrequisitos para recibir asistencia estadounidense.

Esta esperanza de aliarse al imperialismo a fin de alcanzar sus objetivos, no es asunto nuevo. El Partido de la Vida Libre en el Kurdistn es el satlite del PKK en el Kurdistn iran [mantengo textual la terminologa empleada por el original, aunque el Kurdistn no pase de ser, histricamente, una propuesta colonial lanzada a los kurdos, y a cambio de contraprestaciones de sangriento servicio reaccionario, primero por los otomanos, ms tarde por los britnicos y hoy por los Estados Unidos e Israel:nota del traductor]. A tenor del conflicto estadounidense con la Repblica Islmica de Irn, el PVLK ha perseguido erigirse como un asidero estadounidense en la regin incluso cuando tal organizacin permanece incluida en la lista estadounidense de organizaciones terroristas. El PVLK hizo pblica su intentona a travs de medios periodsticos occidentales:

Sus palabras no conforman por ahora un discurso formalmente codificado, pero el PVLK ha hallado un camino para pestaearle y hacerle ojos a los Estados Unidos, basado en una oferta de causa comn contra Tehern, entre este desagradablegangmaosta y la Superpotencia. Muchas de las libertades sobre cuya inexistencia fueron, pronto, desangrados los kurdos turcos, son libertades existentes para ellos en Irn desde hace aos. La Constitucin iran reconoce la lengua kurda y confiere a los kurdos un Status de carcter tnico. Al mismo tiempo, no hay tab relativo a expresarse pblicamente en kurdo. Los kurdos del PVLK quieren ms: desean democracia secular dicen-, y quieren que los Estados Unidos entren en Irn a drsela. Los kurdos boicotearon con entusiasmo las elecciones presidenciales iranes del ao pasado, ganadas por Mahmud Ahmadineyad. Hablan sobre l en unos trminos apocalpticos que encajaran bien en el Instituto Empresarial Americano, pero que suenan torpes en este campo rebelde donde los hroes comunes son el Che Guevara y Espartaco.

Ahmadineyad no respeta a los sunnes. l piensa que son agentes de Israel y de los Estados Unidos, afirma el portavoz del PVLK Ihsan Warya, un abogado jubilado de Kermanshah (la mayora de los kurdos son sunnes). Y Warya precisa que al PVLK le gustara ser realmente un agente de los Estados Unidos, pero que les defrauda el hecho de que los propios estadounidenses no hayan establecido contacto todava [el reportaje periodstico que incorpor estas declaraciones data de 2006:nota del traductor.(http://www.slate.com/articles/news_and_politics/dispatches/2006/06/iran_bombs_iraq.html?nav=fo🙂

Aunque el PKK y sus satlites no guardan una honda historia de colusin imperialista an, no se oponen por principio a tenerla en la medida en que el imperialismo es percibido como entidad funcional a la consumacin de sus fines nacionalistas. A medida que se desarrolla el conflicto sirio, estos van posicionndose en la rbita de tomar parte dentro de la Coalicin occidental. Y eso es as porque el PKK no es, por principio, diferente al PUK iraqu ni tampoco a las numerosas organizaciones nominalmente izquierdistas que han perseguido obtener apoyo estadounidense; desde el Muyahideen-e-Khalq hasta los Maostas Iranes, pasando por el Partido Comunista de Iraq. Tal es el problema con las organizaciones revisionistas y con las nacionalistas. Puesto que no estn lideradas por genuina ciencia por luz gua comunista-, pueden devenir instrumentos y esbirros del imperio por ms que ellas clamen ser revolucionarias.

La estrategia del imperio es compleja, tanto en lo que a Siria se refiere como en relacin a la regin entera. Juega varias cartas con objeto de ver sus posiciones avanzar con independencia a las consecuencias del conflicto en Siria. Su meta principal es debilitar la regin, y especialmente al Eje Irn-Siria-Hezbu Allah. A tratado de lograr esto va potenciacin del conflicto sectario desde una pluralidad de ngulos. Con una mano da apoyo al Estado Islmico mientras con la otra mano le bombardea. Debemos recordar que el principal deber de las personas progresistas es oponerse al imperialismo, en lugar de apoyar de un modo oportunista a cualquier fuerza particular desatada sobre el terreno. Hablemos claro: el pueblo kurdo tiene todo el derecho a defenderse de ser objeto de genocidio. Nosotros desearamos ver un pueblo kurdo realmente libre, pero esa libertad no debera llegar a costa de cualquier otro pueblo oprimido de la regin. Querramos ver a todos los pueblos oprimidos de la regin torciendo los planes imperialistas por medio de trascender sus mutuas diferencias; unindose. Si ponen verdad, ciencia, luz guiadora comunista al mando, entonces el sendero a la libertad real se abrir.

Enlace a publicacin original en ingls:

http://llco.org/understanding-the-kurdish-resistance-in-syria/

Ttulo original:Understanding the Kurdish resistance in Syria

Autor:Leading Light Communist Organitation

Traduccin espaola: por Tamer Sarkis Fernndez