La OTAN no prev que sus soldados entren en combate en Siria, aunque s podra aumentar su ayuda en lo que se refiere a entrenamiento de personal militar en Irak o Afganistn, segn lo ha declarado el secretario general de la Alianza, Yens Stoltenberg. De esta forma, la Alianza Atlntica responde a la llamada del presidente de EE.UU., Donald Trump, que pidi a la OTAN que se una formalmente a la coalicin para combatir al Estado Islmico.

El analista internacional Juan Luis Gonzlez Prez considera que EE.UU. «tiene que demostrar que tiene una voluntad real» para luchar contra el EI, ya que lleva «mucho tiempo simulando» que atacaba a los yihadistas.