El analista internacional, Juan Luis González Pérez, opina que la oposición seguirá presionando al Gobierno de Nicolás Maduro mediante las protestas callejeras, la guerra económica y la influencia diplomática.

____________

Os dejo la transcripción completa de la entrevista

1. El gobierno supone que el juramento de los nuevos magistrados para el Tribunal Supremo de Justicia significaría la creación de una rama paralela del poder. ¿Qué peligro representa para la nación?

R. Bueno, no es que lo diga el gobierno. Esa parece ser la estrategia actual de la oposición. Pretenden, sin tener ningún tipo de amparo legal, primero crear un Tribunal Supremo y luego montar un gobierno paralelo al que buscarán cierto reconocimiento internacional de los países enemigos de Venezuela. Esa es la verdadera hoja de ruta de la oposición y eso supondría dar un paso de gigante en el desconocimiento de las leyes de la República Bolivariana, equivaldría a un golpe de estado, y podría encaminar al país a una verdadera guerra civil. Las elecciones presidenciales son en octubre de 2018 y la oposición debería centrarse en hacer política desde las instituciones, respetar los ritmos democráticos y dejar de amparar al golpismo y al terrorismo.

2. Las elecciones de la Asamblea Constituyente ya están a la vuelta de la esquina. ¿Se recrudecerán las protestas o la oposición buscará diálogo?

R. Está claro que la oposición no quiere diálogo con los poderes legítimos de la República bolivariana. Sólo tienen en mente un escenario y es la toma del poder por las buenas o mediante el uso de la violencia- Así que, creo lo que se puede esperar hasta el día 30 de julio es un recrudecimiento de las protestas callejeras y más y más violencia. Me explico, la oposición ya gastó la carta del plebiscito porque nadie se cree los resultados que presentaron públicamente. Gastó también la carta de la huelga general, que fue otro fracaso absoluto y me temo que sólo les queda el recurso de la violencia y eso es lo que esperaremos toda la semana próxima, desgraciadamente.

3. ¿Por qué el gobierno y la oposición no han logrado hasta ahora llegar a algún acuerdo?

R. No ha habido acuerdo porque, mientras el gobierno se agarra al orden constitucional y a los calendarios establecidos en las leyes del país, la oposición quiere subvertir ese orden por la fuerza y cree que puede conseguirlo con su estrategia triple de: presión en la calle, de guerra económica planteada en colaboración con los enemigos de Venezuela y presión diplomática de Estados Unidos, la UE y los gobiernos títeres de América Latina.

Entre esas dos opciones no hay un punto medio posible. Y, por si fuera poco, está claro que la oposición no confía en su fuerza electoral ante unas elecciones de verdad, con observadores internacionales, un censo oficial y con uno de los sistemas electorales más fiables del mundo y las dan por perdidas de antemano. Por eso no va a haber ningún tipo de entendimiento. Solo podría haberlo mediante el respeto al marco legal del país y a eso la oposición siempre se va a negar.

Compartir

Deja un comentario