Una furgoneta arrolló a una multitud en Barcelona, dejando 13 muertos y más de 100 heridos. El analista internacional Juan Luis González Pérez lamenta que este tipo de ataque “es imposible de detener”, pues su ‘modus operandi’ se presta para que cualquiera lo realice con facilidad. Por otra parte, el analista pone en suspenso la reivindicación del ataque por el Estado Islámico, pues opina que ese grupo “está en una situación muy delicada” y se atribuye todo lo que sucede “para darse publicidad”.

Compartir

Deja un comentario