Rusia ha expresado escepticismo sobre la nueva estrategia del presidente de EE.UU., Donald Trump, de enviar otras 4000 tropas a Afganistán.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, calificó la estrategia estadounidense de inútil. Además, rechazó las alegaciones de que Moscú estaba detrás de los abastecimientos a los talibanes. Sostuvo que no es la primera vez que acusan a Rusia de apoyar e incluso armar al grupo terrorista Talibán.

Lavrov dijo que Moscú sólo contacta con los talibanes para garantizar la seguridad de los ciudadanos rusos en Afganistán, y empujar a los insurgentes a la mesa de diálogo con el Gobierno afgano.

El analista político Juan Luís González Pérez aborda el tema desde Cádiz (España) en una entrevista con HispanTV.

 

Compartir

Deja un comentario