por Andrés Berral Martín

¿Cuál es su verdadero objetivo? ¿Cuáles son las evidencias que tenemos?

Estados Unidos, Francia y Reino Unido saltándose todo decreto internacional a su camino han decidido atacar salvajemente Siria. Alegando que no se trata de un conflicto entre superpotencias mientras que a la vez llaman cómplices a Rusia e Irán. El mismo día…. ¿Quien puede creer ya ese discurso?

Me viene a la cabeza el recuerdo imborrable de su hipocresia a lo largo del último siglo ¿intentan cambiar el panorama mundial y obtener hegemonía total tratando de debilitar a Rusia usando el mismo método que usaron en Afganistán décadas atrás? No pueden evitar ese anhelo ni huir de las provocaciones que siempre han lanzado tan torpemente pero con plena intención.

El imperialismo merece encontrar una respuesta firme, no solo de las naciones libre del mundo si no de las gentes de a pié como la del No A La Guerra. Basta ya de infantilismos y demagogia, analicemos la situación con los pies en el suelo, Siria no es responsable del ataque químico, Siria no puede caer como cayó Irak.

Tras un ataque químico de autoría absolutamente desligada del gobierno sirio, sin verificar esa autoría por organismos internacionales, sin un informe veraz y creyendo fuentes tan dudosas como los cascos blancos o el observatorio Sirio e imágenes de dudosa procedencia, esta noche se ha atacado con misiles Damasco. Habiendo encontrado laboratorios químicos en manos de los mal llamados grupos rebeldes; tras las declaraciones públicas del legítimo presidente sirio Basar Al Assad negando tajantemente el uso de armas químicas y la intención de usarlas contra su pueblo, tras no realizarse una investigación precisa y veraz y tras ver cómo los sirios regresan jubilosos a territorio liberado por el ejército sirio y bajo control gubernamental, tras celebrar cada victoria de su ejército…., Ahí es cuando el Imperio, ante la derrota inminente de su ejército de tierra terrorista, decide atacar con todo su arsenal de la mano de los que más tiempo llevan combatiendo: unos mercenarios periodistas subrogados que sin haber pisado zona de combate y usando noticias falsas justifican ante la opinión pública lo que la voz de sus amos dicta. Una vez más, ellos, son el arma de destrucción masiva en manos de quien paga las nóminas.

El imperialismo embravuconado, alentado por esos medios traidores a los derechos humanos y a la vida del ser humano, le da aliento, animo y respaldo a los terroristas decapitadores que tanto matan cristianos y musulmanes en Siria como gente no “tan lejana” en las ramblas de Barcelona o en Madrid. No le quepa duda a nadie, son los mismos, y esta acción cruel y despiadada les beneficia al igual que beneficia a las crueles monarquias que hace pocas horas se paseaban por los palacios que tú yo pagamos. Ellos pagan los atentados del 11M, tú yo yo pagamos la cena y junto a “los nadie” que son mayoría silenciada, ponemos los muertos o los pondremos, no nos quepa duda de eso tampoco.

Esa mano manchada de sangre que ya atacó Irak en base a una mentira y que pulverizó Libia para fabricar una autopista de acceso directo para el terrorismo takfiri y wahabita en dirección a Europa estrangula ahora al cuello del pueblo sirio con misiles lanzados por
Demócratas que quieren dar derechos al petróleo y al gas.

Tras errar en las malintencionadas acusaciones al gobierno sirio de los ataques químicos previos, tras verificar que Siria había limpiado su arsenal de armamento químico, tras achacarse y demostrarse que sendos ataques habían sido realizados por grupos terroristas. Tras múltiples engaños y artimañas, tras una manipulación mediática total a unos niveles desconocidos en la historia del mundo, usando niños huérfanos o asesinados como carne de cañón televisiva para preparar a la opinión pública ante lo que iba a venir,… finalmente ha venido.

Debe ser no menos que ayer que las gentes libres salgan a la calle a pedir el cese absoluto de las agresiones a Siria y exigir que ningún gobierno se entrometa en la guerra que libra Siria contra el terrorismo, a no ser que a petición expresa de su pueblo representando por su gobierno legítimo, soliciten formalmente la ayuda de un tercero para combatir y destruir a los grupos terroristas que han destrozado un país maravilloso, cuna de la civilización y estandarte de la lucha antiimperialista contemporánea e imperecedera.

Es un deber, divulgar, informarse, alzar la voz y acudir a las manifestaciones que se van a producir en los próximos días en denuncia y repulsa por este ataque cobarde, repugnante y desalmado contra un país que lleva sufriendo 7 años de desolación por el simple hecho de ser una más de las deseadas gallinas de oro en la agenda de los que actúan como si fuesen dueños absolutos del mundo y de nuestro destino como humanidad, hoy más que nunca pues es un grito netamente internacional:

¡No Pasarán! .

¡Viva Siria!

Andres Berral Martín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.