Un ataque de EE.UU. a Irán no sería el fin del país asiático, como dijo Donald Trump, sino “el final de Washington y su hegemonía”, opina un analista. 

El analista político español Juan Luís González Pérez ha criticado este jueves la campaña difamatoria de Estados Unidos contra Irán en una entrevista concedida a HispanTV.

A principios de mes, el presidente estadounidense se ofreció a conversar con Irán, pero luego endureció su retórica diciendo que una guerra con Irán “sería el fin oficial” de la República Islámica. Muy pronto, sin embargo, se vio obligado a retractarse de su amenaza asegurando que su Gobierno no quiere una confrontación.

González no comparte la idea de Trump, y opina que una guerra entre EE.UU. e Irán no supondría el fin de este país, sino “el fin del país norteamericano y su hegemonía mundial”.

EE.UU. es consciente de que no podría tener éxito “en una guerra con un país bien defendido como Irán”, ha subrayado el analista, antes de agregar que ningún país “compartiría” el conflicto con Washington, ya que “el mundo sabe que Irán es un pueblo pacífico que cumple con sus compromisos internacionales”.

“EE.UU. está haciendo como un perro de pelea. Enseña los dientes a su oponente para ver si logra asustarlo para que así se rinda a su dominación y sobre todo sin prestar ningún tipo de resistencia”, ha explicado González, para luego indicar que Irán es un país “fuerte” que no cederá a las amenazas.

Las autoridades persas han recalcado a menudo el rechazo de Irán a cualquier guerra con EE.UU., pero han advertido de que habrá “consecuencias dolorosas” si Washington sigue haciendo que la tensión suba.

Por su parte, las Fuerzas Armadas iraníes han desestimado las amenazas estadounidenses, por considerarlas una táctica de “guerra psicológica”, y han asegurado que Washington no se atreverá a entrar en guerra directa con Irán, ya que eso no le beneficiaría en nada.

Fuente: HispanTV Noticias