marine funeralLos mandos gringos estn alarmados, cada ao que pasa se baten los rcords de suicidios en el seno del ejrcito. Y es que los crmenes de guerra marcan de por vida a quienes los cometen hasta el punto de provocar graves desequilibrios mentales que pueden empujarlos a quitarse la vida. Pero no slo es eso, el miedo, la situacin de estrs permanente, la falta de rotaciones y el reclutamiento de soldados sin las debidas precauciones (delincuentes o con problemas psicolgicos) ante la falta de vocaciones o la escasez de gente en necesidad de alistarse para conseguir la nacionalidad, parecen influir igualmente en las negras estadsticas.

El ao 2007 se registraron 115 vctimas en el que fue una preocupante marca, pero en 2008 ha aumentado hasta 143. Si tenemos en cuenta que en Irak en los ltimos tiempos la media de bajas en combate ronda las 15 personas al mes, podremos entender por qu los responsables del ejrcito la consideran especialmente perturbadora