fronteraColombiaLa decisin de Uribe de acoger bases norteamericanas inquieta a toda Latinoamrica. Evidentemente, los pases que ms tratan de independizarse del nefasto influjo estadounidense en la regin, los miembros del ALBA, lo consideran como una amenaza directa; sin embargo, tambin han manifestado su discrepancia con la medida los presidentes de estados mucho ms complacientes con las polticas de EEUU, como los de Brasil o Chile. En esta ocasin, el narcopresidente colombiano se ha quedado prcticamente slo. A cada da que pasa Colombia se est convirtiendo en el Israel de Amrica Latina. Y no slo por la abundancia de asesores y mercenarios sionistas en el pas, sino por su propio significado geoestratgico en un contexto cada vez ms hostil a las polticas del imperio.

La excusa, como siempre, es la lucha contra el terrorismo. Una tapadera que suele funcionar (o utilizarse) en los ms variopintos casos y casi siempre con intenciones ms o menos ocultas relacionadas con la represin interna o la agresin a terceros. Los datos que se han filtrado del acuerdo apuntan en esa direccin:

  • EEUU tendr plena autonoma en operaciones que trasciendan las fronteras colombianas. Eso equivale a decir que las bases se podrn utilizar para operar en pases vecinos; es obvio que tienen razones para estar intranquilos e incluso directamente amenazados.
  • El imperio usar bases militares colombianas, pero el Pentgono podr acometer las obras necesarias para adaptarlas a sus necesidades. En esas zonas de las instalaciones el acceso ser exclusivo para los norteamericanos.

Pero adems, Bogot no deja de afirmar que las FARC estn prcticamente acabadas, que su fin est prximo tras las ltimas detenciones. Para qu es necesario un refuerzo militar de tal magnitud? no suena excesivamente raro? tendr algo que ver con el redespliegue de la IV Flota en el Atlntico Sur?

Dado que a todas luces se trata de un problema regional, los lderes mencionados pretenden llevar la cuestin a la prxima cumbre de UNASUR que se celebrar en Quito el 10 de agosto. Uribe ya ha manifestado que no acudir a una cita en la que, presumiblemente, se ver acorralado. Se prev que del encuentro surja una interpelacin a Obama para que explique sus intenciones reales, aunque Lula las recibir previamente de primera mano a travs del consejero de Seguridad Nacional de EEUU, Jim Jones, de visita estos das a Brasilia. Mucho tendrn que inventarse para que ofrezcan garantas que satisfagan a todos los presidentes.

Mientras, las relaciones entre Venezuela y Colombia han alcanzado un punto de difcil retorno. Algunos agoreros afirman que podra incluso desembocar en una guerra abierta y convencional pero no deja de ser una aventurada e improbable hiptesis. Lo que s ya es un hecho es la retirada de embajadores y la suspensin de buena parte del flujo econmico mutuo

  • el Fondo de Financiamiento colombo-venezolano, con un montante de 100 millones de dlares usados para financiar a pequeas y medianas empresas, fundamentalmente de la frontera comn, que sern desviados a proyectos de los estados fronterizos del lado venezolano.
  • El Acuerdo Petrolero entre ambos pases, por el que Venezuela proporcionaba hidrocarburos baratos a Colombia est siendo revisado en estos das.
  • Los controles fronterizos reforzados estn provocando un verdadero bloqueo de las vas de comunicacin entre ambos pases.

Realmente, el tema de las bases no ha sido el detonante de esta nueva fase de conflicto diplomtico. Aunque no cabe duda de que agravar los problemas existentes, el inicio de la escalada lo produjo el gobierno de Uribe al acusar a Chvez de armar a las FARC con ciertas pruebas irrefutables como ciertas armas requisadas a la guerrilla que fueron vendidas por Suecia a Venezuela hace la friolera de 20 aos, cuando el actual mandatario venezolano no tena responsabilidad alguna en el pas. Tambin habr tenido algo que ver las acusaciones del vicepresidente colombiano, Francisco Santos, de dar cobertura a Hezbollah hechas durante la visita del canciller sionista Lieberman a Bogot (uno de los pocos pases donde dejan entrar a un sionista peligroso como este).De lo que no cabe ninguna duda es de que ser Colombia quien ms pierda con esta nueva fase de la crisis. Algunos expertos prevn un aumento del paro por el descenso de la exportaciones que Venezuela podr sustituir fcilmente en el mercado, mientras que buscar nuevos socios petroleros para los 8 millones de litros que atraviesan la frontera diariamente es harina de otro costal.

Pero Uribe, aunque consciente de la repercusin de su jugada, no va a bajarse del carro, todo lo contrario,sus prximos movimientos anuncian la subida de nuevos peldaos en la escalada diplomtica. Quin dijo que Obama iniciara una nueva poca en las relaciones internacionales? Pakistn, Afganistn, Israel y ahora Latinoamrica. Bush se sentira muy orgulloso de su pupilo.