iv-flotaParece que nuestro Nobel de la Paz es de los que practican aquella mxima belicista delsi vis pace para bellum de los romanos, de lo contrario no se entendera su aficin por arreglarlo todo a bombazos o enviando portaaviones. Quiz practique aquella otra popular fase que deca que para vender McDonalds, primero tenemos que enviar a la McDonell Douglas. La cuestin es que, como ya est demostrado de sobra, Obama es poco ms que el papel mojado en el que le escriben sus discursos. De lo contrario no se entendera su tozudez en militarizar Latinoamrica. Para comenzar, tiene a la IV Flota patrullando los mares del sur para defender EEUU? de qu? No contentos con ello, va a llenar a Colombia de bases militares terrestres y martimas dicen para combatir al narcotrfico.

Pero estos das se han ido conociendo ms detalles sobre los planes imperiales de conquistar por la fuerza lo que han perdido en el terreno poltico, social y econmico gracias a su poltica intervencionista, depredadora y asesina que sumi al continente en el atraso y la miseria ms absoluta.Panam va a ser el prximo pas en acoger nuevas instalaciones militares. Despus de deshacerse de ellas con graves dificultades al expirar los acuerdos Carter-Torrijos por los que cedan la soberana del Canal a EEUU, los militares norteamericanos se fueron a regaadientes dejando porciones de selva absolutamente contaminadas por el uso de defoliantes y otras sustancias desconocidas usadas para la guerra qumica, as como municin desechada y abandonada de campos de tiro artillerosque, a modo de minas, podran explotar en cualquier momento.

Puede pensarse que la instalacin de bases militares podra ser una contrapartida a lafirma del Tratado de Libre Comercio entre ambos pases que tanto ansa Panam. En todo caso, se trata de una nueva cesin de soberana paracontrarrestar el avance de la independencia de Latinoamrica y la integracin social, poltica y econmica de sus pases (Panam, junto a Colombia, Per y Mxicoest conformando un eje de derechas subordinado a USAmrica).

Pero an hay ms, otrasinstalaciones militares van a construirse prximamente en Costa Rica, concretamente una base militar y un potente sistema de radar. Como ya hoy el miedo al comunismo no va a convencer a nadie de la nueva ofensiva militarista y no hay una al Qaeda con la que asustar a la opinin pblica, el fantasma contra el que dicen luchar con armas nucleares y portaaviones es el narcotrfico, algo totalmente absurdo e increble para cualquiera que tenga slo dos dedos de frente de los cuatro reglamentarios… Una ms en el haber de Obama