guerrillerosafganosSi no puedes con tu enemigo, ni tampoco puedes unirte a l, cmpralo. EEUU va a poner en prctica la nica estrategia que le sali medianamente bien en el inicio de la guerra de Afganistn y en la invasin de Irak. Ya soborn a los seores de la guerra para que combatieran al rgimen talibn ponindose de su lado por lo que, finalmente, la invasin del pas del opio fue poco ms que un paseo militar. Sin embargo, los dineros se acaban y todos se han hecho fuertes con los rditos de la droga hasta el punto de que el armamento que poseen es cada da ms poderoso y su determinacin de expulsar a los intrusos es cada vez ms fuerte, sobre todo cuando se han mostrado incapaces de mantener la seguridad y un mnimo orden el el pas y ni siquiera han logrado reconstruir lo que destruyeron durante los primeros compases de la contienda. La desesperacin de las fuerzas extranjeras es total, para colmo, este mes ha sido uno de los ms sangrientos para EEUU de lo que va de guerra, con ms de 50 bajas contabilizadas y una osada y preparacin crecientes.

Pero no va a ser tan fcil comprarlos, al menos tan barato como lo fue en un principio. Obama tendr que sacar la chequera, sacrificar gasto interno, aumentar el dficit pblico y dedicarlo a apagar los fuegos de la guerra de Bush que ya ha sido convenientemente asumida como propia y que va a convertirse por mritos propios en el No, we can’t, en uno de los exponentes ms claros de las mentiras de la mercadotecnia electoral demcrata.

Algunas lumbreras han calculado que con 300.000$ diarios sera suficiente para mantener a la tropa rebelde en sus casas, lo malo es que Afganistn no es Irak, los salarios no pueden ser eternos y en el pas no hay petrleo ni gas para poder mantenerlos ad eternum. Puede ser pan para hoy… guerra para maana.