palanqueroSi todava quedaba algn bienintencionado que crea o quera creer en las explicaciones que Uribe y el gobierno de Obama dieron para justificar la instalacin de 7 bases militares USAmericanas en territorio colombiano, es hora de conocer lo que subyace en el acuerdo secreto entre ambos pases: la defensa de los intereses de Estados Unidos frente a los pases que estn logrando independizarse del imperio.

Era obvio que desde el principio las excusas de la guerra contra el barco y contra el terrorismo eran solo eso, excusas. Como cada vez que se usa la frase lucha contra el terrorismo, siempre hay algo detrs mucho ms importante para EEUU. El mantra se usa para narcotizar conciencias y acallar crticas, para no hablar de intereses inconfesables ante la opinin pblica, siempre crdula y dispuesta a asumir los postulados de un estado benefactor que nos protege de la sarta de peligros que nos acechan, casi siempre inventados o creados a medida segn convenga.

Resulta, como publica hoy el diario Pblico, que en un documento del Pentgono sobre la ms importante de las bases de Colombia que se van a entregar a EEUU, Palanquero, se explicita que la instalacin militar se usar para defenderse de gobiernos anti Estados Unidos, que proliferan en la regin. Como es obvio, ni Brasil, ni Venezuela o Ecuador van a atacar al pas ms poderoso del mundo. De que estamos hablando pues? Es bien fcil, de evitar que los estados que conformaban el antiguo patio trasero del imperio pongan los recursos naturales propios al servicio de sus poblaciones, lejos de los intereses espurios coloniales que han gobernado la regin durante la mayora del siglo XX. Pero cmo?, pues mediante el patrocinio de golpes de estado, el espionaje, los sabotajes y en enfrentamiento entre los pueblos latinoamericanos para impedir que se produzca una verdadera integracin econmica o poltica para que Amrica Latina se alce con voz propia frente al imperio en pos del bienestar de sus gentes y no por el de gentes situadas a muchos miles de kilmetros de distancia, justo en el lugar en donde se guardaban las fortunas de los cmplices de los nuevos expolios y saqueos del continente.

Lo triste de todo esto es que Uribe, cada vez ms convertido en el Israel de Sudamrica, juegue a traicionar a sus hermanos por cuatro billetes verdes.