vanRompuyTodava no estoy repuesto del todo, realmente estoy destrozado. Roto pero contento. Tantas y tantas horas de fiesta y celebraciones pasan factura, que ya uno no es tan joven. El sndrome del DJ (diyei) hace que mis odos zumben an a los sones del Himno de la Alegra de Beethoven y de las tracas de petardos o cohetes que inundaron los cielos de mi ciudad como ocurri en todas las ciudades europeas. Las ropas acabaron pringosas de tanta lluvia espumosa, de tantas y tantas botellas descorchadas que nadie se bebi.Me he tenido que pedir el da de hoy en el trabajo para poder volver maana a la normalidad.Aunque por mucho que queramos, ya nada ser igual. Se respira en el ambiente, en todos los rincones de cada pueblo y ciudad del continente. Ya somos de verdad europeos.Tenemos un nuevo presidente carismtico en el que nos vemos representados y una ministra de exteriores que llevar la voz de Estados Unidos en el mundo. Estamos haciendo historia, pero con maysculas. La gente no habla de otra cosa, los peridicos siguen llenos de portadas y titulares referidos a la noticia ms importante del ao, qu digo ao, del siglo. Espero que la excitacin me permita dormir esta noche, que falta me hace. Ha (re)nacido una nueva Europa.