Es curioso cmo se distorsiona en Occidente todo lo que sucede en Cuba. Despus muchos se escandalizan de cmo se interpretan all nuestros movimientos, sobre todo cuando dicen que todo responde a movimientos desestabilizadores bastante bien orquestados. Pero es que la proporcionalidad es algo no existe cuando se trata de la pequea isla caribea. Su pecado? Tratar de organizar un pas con mayor o menor xito desde principios de democracia diferentes a los estandarizados como nicos posible incluyendo la democratizacin econmica.

Una micromanifestacin de 30 personas se trata con una cobertura meditica comparable a la de una revolucin ciudadana masiva. Se ha llegado a convertir en el primer asunto de la agenda internacional de nuestro pas como decan esta misma maana en la CadenaSER. El Parlamento Europeo ha criticado duramente la represin policial contra las manifestantes. Cuando o la noticia esper ver cmo las Damas de Blanco haban sido atacadas con balas de goma, gases lacrimgenos o cmo se les haba abierto la cabeza a porrazos como sucede tantas y tantas veces en nuestros pases. As que me fui a varios programas de televisin para ver el alcance de lo sucedido y tener una idea lo ms clara posible.

La manifestacin fue disuelta por un grupo de mujeres polica que obligaron a las manifestantes a subir a un autobs y ser llevadas fuera del lugar de los hechos y lejos de los ojos de los periodistas que asistan a la protesta en mayor nmero y es muy indicativo que los contrarrevolucionarios. Obviamente fueron subidas contra su voluntad, lo que en nuestro pas se llama resistencia a la autoridad. Pero contextualizando lo sucedido y aplicando la propia experiencia personal en estas lides, puede decirse que fue bastante suave para cualquier manifestacin no autorizada que pueda desarrollarse en nuestro pas.

Pero, por qu protestaban y quines son esas mujeres? La madre de Zapata estaba entre las manifestantes, tambin haba familiares de los 75 encarcelados o procesados en 2003 por su colaboracin con EEUU que por ejemplo el diario Pblico considera periodistas independientes y disidentes y algunos de los detenidos en aquel entonces que estn en la calle por motivos de salud. Si no me equivoco, Amnista recoge en sus listados de presos polticos de aquella detencin que ahora se conmemora a algo ms de la mitad. El resto no tiene cabida en su seno. Por qu? Entre otras cosas imagino que porque muy muy pocos de los arrestados pueden considerarse periodistas, no ya por no estar en posesin de un ttulo que no fuera el otorgado por la universidad de la CIA, sino porque son incapaces de juntar tres letras de manera coherente. Est demostrado que EEUU les provea de un ordenador porttil y pagos regulares en dlares para que intoxicaran sobre la situacin en la isla y proveyeran de informacin que pudiera facilitar la aplicacin de la Ley Helms Burton.

En una operacin magistral de contraespionaje, el grupo de los detenidos estaba absolutamente infiltrados por los servicios secretos cubanos e hicieron pblicos documentos y fotografas que probaban la relacin con EEUU a travs de la oficina de intereses de La Habana como aquella foto famosa en la que se ve a Martha Beatriz Roque en la pseudoembajada norteamericana en una fiesta con otros periodistas independientes votando por Bush en una urna. Hay recibos de pagos y bastante documentacin que puede avalar lo que digo. Por eso, cuando el gobierno cubano los tilda de agentes de una potencia extranjera hostil o incluso de mercenarios no le falta razn.

No s si cuando una serie de personas trabajan para un gobierno enemigo que tiene una especie de guerra declarada contra un pas infinitamente ms pequeo y dbil intentando socavar su orden legalmente establecido puede ser considerado como preso poltico. Si en un pas de nuestro mbito sucediese algo similar, no es difcil imaginar qu sucedera. Y si alguien se pusiese en huelga de hambre para reivindicar su situacin, tampoco es muy complicado pensar que sera calificado de chantaje inaceptable y que un estado soberano no puede ser doblegado por este tipo de presiones. Podramos recordar por ejemplo a Bobby Sands y lo que sucedi con l y sus compaeros en la civilizada Inglaterra cuando murieron seis personas en huela de hambre. Podramos hablar de los miles de muertos a manos de la polica y los para en Colombia, de los tres periodistas asesinados slo en este mes en Honduras, de…

16 Comentarios

  1. Una coletilla para “Inventando la revolucin blanca”

    Publicado por Manuel David Orrio del Rosario el marzo 19, 2010 a las 1:03pm

    Una coletilla para “Inventando la revolucin blanca”

    Por Manuel David Orrio

    La Habana,10/03/19.- Acabo de leer la entrada de blog “Inventando la revolucin blanca” y la foto que ilustra la entrada,en donde se ve a Martha Beatriz Roque en acto de votacin en la residencia del Jefe de la Oficina de Intereses de los EE.UU. en La Habana,me trajo a la memoria un viejo artculo mo,publicado en el 2004.En esa votacin,a propsito de las elecciones estadounidenses de ese ao,salieron a flote algunas tendencias polticas de los diz que opositores al rgimen cubano.Como el voto que hacan era secreto,pudieron mostrar lo que pblicamente no expresan:su carcter de peones del ajedrez de los EE.UU. contra Cuba y,sobre todo,qu haran caso de darse el absurdo de que “fueran gobierno”. Por ese motivo,saco del bal ese viejo artculo,y lo ofrezco a los lectores.

    Jimmy Cason: “noticita” y reveladora encuesta

    Autor: MANUEL DAVID ORRIO

    La Habana. Jimmy Cason, Jefe de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de Amrica (EUA) en La Habana, se las arregl para no dejar de ser aunque fuera una “noticita” durante los pasados comicios presidenciales norteamericanos, en los cuales George W. Bush fue reelecto, justo admitirlo, con legitimidad nunca antes gozada.
    “Urbi et orbi” seguase en la noche del 2 para el 3 de noviembre la cerrada carrera presidencial estadounidense, ocasin en la cual Cason organiz en su residencia habanera una recepcin a la cual asistieron “105 cubanos que aceptaron participar en un simulacro de las elecciones de Estados Unidos”, adems de contarse con la presencia de periodistas extranjeros invitados a “seguir por televisin el conteo de los comicios”, de acuerdo con un reporte del diario mexicano La Jornada.
    Siempre segn la nota del corresponsal Gerardo Arreola, “Los cubanos invitados eran en su mayora opositores”.De ellos, 83 % vot por Bush y 16 por su oponente Kerry, resultado “que fue recibido con una ovacin y gritos de jbilo”.
    “El ejercicio tambin sirvi para explorar opiniones en el microcosmos de los cubanos reunidos por Cason acerca de temas consultados en la boleta de votacin”, entre los cuales vale resaltar que en caso de existir en Cuba una “democracia representativa”, el 57 % preferira un rgimen presidencial y el 44 uno parlamentario.

    Segn los encuestados, dentro del hipottico escenario habra diversos partidos de distintas ideologas, entre ellos el comunista, aceptado por un 11 % de los votantes presentes en la residencia del funcionario estadounidense, quienes por ltimo manifestaron como prioridades a tener por el gobierno de la supuesta democracia representativa: seguridad nacional, 33 %; salud, 17 %; vivienda, 13 %.

    Independientemente de que Mr. Cason haya devenido “noticita” a consecuencia del show, vale agradecerle el haber organizado semejante votacin entre un grupo de “opositores”, sin dudas representativos del espectro de la contrarrevolucin interna de Cuba, porque de lo contrario no habran sido invitados a una recepcin de esa naturaleza.

    Quienes primero lo saben son los subordinados de aquellos, y que nadie se atreva a desdecir a este autor, muy conocedor del espritu y conducta observable en los eventos a lo Cason, por haber participado en muchos de los mismos como agente de la Seguridad cubana, oculto tras la fachada de un llamado periodista independiente.

    S, vale agradecer a Cason, porque el show de marras revel, con la inmensa ventaja de una votacin “secreta”, cul es el verdadero pensamiento de esa “oposicin” y hasta qu punto est subordinada a los intereses de la poltica de los Estados Unidos hacia Cuba.

    Ellos mismos, mediante sufragio, demuestran su condicin de agentes e incluso de mercenarios al servicio de la potencia yankee.

    Analcese por puntos. Primero: el 83 % vot a favor de Bush, lo cual significa no slo estar de acuerdo con una poltica de sanciones econmicas unilaterales hacia la Isla que un anticomunista tan fuera de duda como Juan Pablo II calific de “ticamente inaceptable”, sino adems solidarizarse con el reforzamiento de la misma, al punto de aprobar las restricciones a los viajes de norteamericanos a Cuba y la total eliminacin de los envos de remesas, ambas, abiertas violaciones de los derechos constitucionales de los estadounidenses.

    Nada como ese voto para probar el carcter mercenario de esa “oposicin”, por cuanto es harto conocido que obtiene recursos de todo tipo del presupuesto de los Estados Unidos. Dinero para ellos, s; para el pueblo cubano, no.

    Segundo: si la “democracia representativa” demandada por tales “opositores” llegara a existir, es obvio que una estrecha relacin con la Casa Blanca se impondra, para as dejar ese pas de ser el nico probable en lanzar un ataque militar contra Cuba.

    Cul razn entonces explica que la seguridad nacional haya sido considerada por 33 % de ellos como prioridad para un supuesto gobierno democrtico? Acaso ya saben que necesitaran de esa “seguridad nacional” para reprimir a un pueblo visceralmente antiimperialista? O es que lo explicado en el siguiente acpite les inclina a sentir la necesidad de “sentirse seguros”?

    Tercero: llama poderosamente la atencin la muy poca importancia concedida a la salud (17 %) y a la vivienda (13 %) por estos “futuros gobernantes”, en un pas donde la poblacin est acostumbrada a lo que este periodista apunt hace ms de un ao: “Cuba, dentro del entorno latinoamericano y caribeo, e incluso dentro del continente, puede vanagloriarse de contar con una decidida voluntad poltica a favor de la salud y la educacin para todos.

    Segn el ltimo Informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Isla es de las primeras de Amrica Latina y el Caribe en cuanto al gasto pblico en ambos acpites, al destinar a ellos el 6,1 % y el 8,5 % de su PIB (datos del 2001), respectivamente.
    Mientras, las cifras de un pas tan rico y poderoso como Estados Unidos, en ese mismo ao, fueron 5,8 % y 4,8 %.” (1)

    Como se observa, los votantes de la ocasin, mediante sufragio “secreto”, revelaron su verdadero sentir: desean echar al cesto de la basura histricas conquistas del pueblo cubano, ms all de lo admisible que sea un debate sobre la organizacin poltico-social imperante en el pas, pues su manera de percibir temas sociales como el de la salud y la vivienda est muy por detrs del consenso existente en naciones capitalistas avanzadas como Suecia, Canad o Japn.
    Ya no se trata de un debate entre socialismos y capitalismos, sino de imponer un modelo de sociedad anacrnico para Cuba. Son la reaccin, la caverna…

    Definitivamente, Mr. Cason devino “noticita”.Pero si lo es al precio de aportar a la opinin pblica informacin tan valiosa acerca del verdadero carcter de la llamada oposicin interna cubana, no vendra mal una diaria.

    (1) Desarrollo Humano: evaluando a Cuba(4). Publicado en http://cubahora.co.cu/

    http://bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blogs/una-coletilla-para-inventando

  2. […] Escrito por Juanlu Gonzlez el Jueves, 18 Marzo 2010 Sin comentarios. Es curioso cmo se distorsiona en Occidente todo lo que sucede en Cuba. Despus muchos se escandalizan de cmo se interpretan all nuestros movimientos; Podramos recordar por ejemplo a Bobby Sands y lo que sucedi con l y sus compaeros en la civilizada y democrtica Inglaterra cuando murieron seis personas en huela de hambre. Podramos hablar de los miles de muertos a manos de la polica y los paras en Colombia.[…]

  3. Que decir sobre esta interminable agresin, que ya no se haya dicho…

    Eso s, me quedo, como ilustrativo, con la “calidad” de los fichajes que USA utiliza para su contrarevolucin. Madre ma, que figuras! Patetismo por doquier, menos “luces” que una carretilla… Vamos, lo mejor de cada casa.

    Si gastndose una pasta gansa, esos son los mejores fichajes que pueden hacer.
    Habr que promocionarles para algn show del esperpento.

  4. jajajaja Mikel, habiendo tanta gente en Cuba superpreparada, formada y letrada, parece que a la mayora de estos los han recogido en un desguace…

    Un episodio del Farias en la anterior huelga de hambre:

    Pregunten a Guillermo Farias, para ver si tiene la honradez de admitirlo.Cuando l estaba en lo ms duro de su pasada huelga de hambre, un oficial de la Seguridad del Estado se le present y le dijo que se poda morir cuando le diera la gana.

    –Cunto le paga a tu mam Martha Beatriz Roque?–pregunt el oficial a Farias.
    –25 pesos convertibles al mes–respondi el huelguista.
    –Por “nosotros” (la Seguridad del Estado) te puedes morir cuando te de la gana. Pero antes de que te mueras,quiero que veas este video,leas estas facturas y escuches una grabacin. Te puedes quedar con todo so–dijo el oficial.

    El video mostraba a Martha Beatriz Roque en un clebre comercio habanero:Galeras Paseo. Paseaba y compraba,paseaba y compraba…
    Las facturas demostraban que solamente ese da, para asistir a una recepcin en la residencia del Jefe de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos,creo que en ocasin del 4 de Julio, Fiesta Nacional norteamericana,la Roque haba gastado cerca de 300 pesos convertibles, todo en vestidos, calzado, perfumes…

    La grabacin lo era de una conversacin telefnica de Roque con Silvia Iriondo, una contrarrevolucionaria de armas tomar radicada en Miami, y en la cual la Martha Beatriz,ms o menos,deca:

    –Lo que hace falta es que Farias se acabe de morir para poder armar un buen show!–

    Esa misma noche,en horas de la madrugada,Farias abandon el hospital en que se le haba ingresado PARA PROTEGER SU VIDA y renunci a aquella huelga de hambre, SIN LOGRAR UNO SOLO DE SUS OBJETIVOS. Despus hizo declaraciones ms o menos “decentes”,si se le mira como adversario.Pero no tuvo el valor de denunciar y de aportar las pruebas que tena contra la Roque.

    Cuento esta ancdota porque si se analizan las declaraciones de Farias que Blogueros y Corresponsales de la Revolucin resea en esta entrada,el diz que disidente expresa que slo aceptar la opcin de marchar a Espaa si se le niega la atencin mdica en caso de entrar en colapso.

    Farias, graduado de Psicologa,sabe perfectamente que en la medicina cubana se respeta como principio tico uno atribuble al destacado psiquiatra criollo Prof. Dr. Alberto Galvizu: mientras el paciente se encuentra VIGIL,ATENTO,ORIENTADO,COHERENTE Y RACIONAL, nada puede hacerse sin su voluntariedad. Caso de perder una o todas de esas facultades,es que solamente con la aprobacin de la familia o de no existir sta, puede producirse una intervencin mdica no autorizada por el paciente.

    Fue el respeto a estos principios tico-mdicos lo que de alguna manera influy en la muerte de Orlando Zapata:cuando se hizo posible actuar,bajo la autorizacin de la familia, presente junto a los mdicos en la agona de Zapata,ya era demasiado tarde.

    Ojo atento:Farias cocina algo o le hacen cocinar algo,porque en las tcnicas de inteligencia y contrainteligencia se suelen emplear muchos recursos sicolgicos.Lean el libro En busca de enemigos:una historia de la CIA,de John Stockwell, y encontrarn verdaderos botones de muestra. Stockwell fue nada menos que el Jefe de la CIA Task Force,en Angola,por aquellos das de 1976 en que los cubanos nos aprestbamos a echar una mano a los patriotas angolanos para garantizar la verdadera independencia de ese pas.

  5. Hablando de manifestaciones, bueno mejor dicho, hablando de huelgas, recuerdo unas que hubo hace unos meses en Vigo, del sector naval y el sector del metal organizadas por los 3 sindicatos mayoritarios CIG, UGT y CCOO. Los medios de comunicacion poca cobertura hicieron, no interesaba.
    Yo asisti a ellas porque soy implicado directo, y bueno recibimos palos por doquier, porrazos, bolas de goma y todo lo imaginable. Nuestro derecho a la huelga se vio cohartado, ellos las fuerzas del estado, los geos, fueron enviados y comenzaron a golpear y a tratar de hacernos huir mucho antes de que algunos manifestantes comenzaran a defenderse con piedras. Algunos de los organizadores fueron detenidos.
    Eso fue bastante mas brutal que lo vivido en Cuba, claro que aqui votamos cada 4 aos, asi que, no podemos quejarnos.
    Siguiendo con las huelgas, recuerdo unas en Grecia donde mataron a un joven.
    O algunas manifestaciones como la de Copenhague como la de la cumbre por el cambio climatico, donde se detuvieron mas de 400 personas.
    Porque un tratamiento tan parcializado y sesgado dependiendo el pais?

  6. Manolo, nada de disculpas, gracias a ti por reproducirlo 😉

    Con respecto a los de las huelgas de ficcin flipo con nuestros medios cuando admiten sin ms que tal o cual disidente ha hecho huelgas de 15 das sin beber en Cuba. De qu madera estarn hecho all en el Caribe?

    Hola Dani, de verdad que es de vergenza, anoche la tertulia de la SER internacional contaba hasta con un lder de la gusanera de Miami que se hart de decir barbaridades, mentiras y exageraciones. Todo el tiempo lo dedicaron a Cuba, todo. Atribuan el desprecio o la indiferencia de los cubanos frente a las damitas de blanco a la falta de informacin por el frreo bloqueo de los medios de comunicacin. Es muy divertido. Ayer mismo la polica las acordonaba para protegerlas de la gente, pero ni el corresponsal en la Habana se dign a decir nada. Slo cuentan lo que puede hacer dao aunque sea falso. Son patticos

  7. cuanta razon en todos los comentarios…aca en canales de tv fascistas como tn o c5n,hablan de brutal represion(?),mientras q en el pasado conflicto de los trabajadores de terrabusi,solo justificaban la feroz represion policial ,aduciendo sobre la irresponsabilidad de los obreros .a veces me pregunto q funcion cumplen los periodistas,informar,deformar,controlar,no lo se. cocodrilo q se duerme es cartera….

  8. Carta remitida a Amnista Internacional por un socio disidente

    Amnista Internacional y los presos cubanos

    Joaqun Rodrguez Burgos
    Rebelin

    Estimados Seores:

    Soy socio de la seccin espaola de Aminista Internacional desde al ao 1996. He escrito innumerables cartas a decenas de responsables polticos de diferentes pases y algunos presos encarcelados en algunas crceles del mundo (incluido en una ocasin un preso cubano), por sugerencia de A.I. Soy de los que piensan que el balance global de su labor en defensa de los derechos humanos en el mundo es positiva; obviamente por ello sigo siendo socio de esta organizacin.

    Aun as no debo callar que en el caso particular de su postura hacia el gobierno de Cuba creo que ustedes caen en una grave contradiccin. La propia Amnista Internacional en sus informes ha reconocido que una mayora de presos condenados en Cuba, calificados por A.I. como presos de conciencia, han sido financiados material y/o monetariamente por el gobierno de los EE.UU., gobierno que, como ustedes saben, ha participado en diferentes grados en diversas acciones armadas contra gobiernos cubanos a lo largo de la Historia y que ha declarado unilateralmente a Cuba como pais enemigo, no obstante no haber recibido nunca EE.UU. ninguna agresin armada por parte del pas caribeo. Esta financiacin ha sido reconocida adems abiertamente por el propio gobierno estadounidense en diferentes ocasiones con el fin declarado de derrocar al gobierno cubano. Como ustedes no ignorarn la normativa internacional considera ilegal la financiacin por parte de una potencia extranjera de la oposicin interna de una nacin soberana. De igual manera considera ilegal el derrocamiento de un gobierino soberano por parte de otro extranjero. Por otro lado, al igual que cualquier otro pas del planeta, el Estado cubano ha desarrollado una normativa dirigida a protegerse de esa injerencia, aunque comparada con la de otros pases, incluida la de los EE.UU., es incluso ms benvola.

    Por todo ello es fcil concluir que es completamente contradictorio por parte de A.I. considerar presos de concienca a aquellas personas financiadas por un gobierno extranjero (que se considera unilateralmente, recordmoslo, enemigo) con el fin de derrocar a su gobierno legtimo, transgrediendo con ello no slo la normativa nacional cubana sino la internacional. Siguiendo la lgica en este caso aplicada, A.I. debera considerar como presos de concienca a todos aquellos condenados en aplicacin de normativas similares en el resto del mundo, incluidos los condenados en el Estado espaol. Por tanto, les solicito, como socio de Amnista Internacional, que dejen de presentar en sus informes como presos de conciencia a los presos cubanos que reciben financiacin extranjera para derrocar al gobierno cubano, puesto que evidentemente no lo son.

    Atentamente,

    Joaqun Rodrguez Burgos. Socio de la seccin espaola de A.I.”

    * Carta enviada a Amnista Internacional por el autor el 22 de marzo del 2010

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.