bilduEl Tribunal Supremo de Espaa ha confirmado el mayor atropello a la democracia cometido desde la muerte de Franco. Me atrevera a decir que incluso ms grave que el pronunciamiento militar de 1981 a cargo de Tejero, Milans y Borbn. A golpe de sentencia estn impidiendo a decenas de miles de personas ejercer su derecho a presentarse a las elecciones municipales y a elegir la opcin que consideran ms conveniente. Primero ilegalizando Sortu, un partido que condena la violencia e incluye literalmente las exigencias de la aberrante Ley de Partidos; ahora evitando que Eusko Alkartasuna un partido que ha gobernado durante lustros en Euskadi Altenatiba y ciudadanos de a pie de ideologa abertzale puedan estar representados en las instituciones. De un plumazo, han ilegalizado dos partidos legales sin ningn tipo de escrpulos. Algunos jueces han cruzado todas las lneas rojas, la imagen que est dando la democracia espaola en el mundo es de la una dictadura bananera sin el mnimo respeto a los valores que dicen defender. De nuevo han quedado en evidencia: el estado se encuentra ms cmodo con atentados y kale borroka que con el independentismo defendiendo sus ideas con la nica fuerza que le otorga el apoyo popular electoral.

Si el Constitucional no lo remedia, en cuestin de das las elecciones municipales deberan ser suspendidas o boicoteadas activamente por el pucherazo legal del Supremo. Para empezar, el PNV ha suspendido toda colaboracin y apoyo para futuras iniciativas del Gobierno espaol, ese debiera ser el camino general para toda Euskadi, la ruptura de la colaboracin, no ya con el gobierno, sino con un estado espaol que niega los derechos fundamentales a decenas de miles de personas de uno de los pases integrantes del mismo. Y si, por mucho que lo intenten, no es posible vivir normalizadamente dentro de las estructuras de esta pseudodemocracia a la espaola, la nica solucin ser luchar pacficamente por medio de la desobediencia civil hasta lograr la independencia.

Maana se espera una manifestacin multitudinaria en Bilbao y en multitud de municipios del Pas Vasco convocada por una veintena de organizaciones polticas, sindicales y sociales que debera ser el inicio de un proceso ms amplio de protestas y huelgas que pusieran de manifiesto el atraso democrtico de nuestro pas y la casta impresentable de jueces que nos manejan, muchos de ellos prximos o herederosideolgicos de la dictadura franquista. Ellos s que debieran ser ilegalizados por prevaricadores y fascistas.