Este jueves, si se confirman todos los pronsticos, la Asamblea General de la ONU conceder a Palestina, por amplia mayora, el estatus deestado observador no miembro, abandonando de una vez por todas el indefinido y vacuo trmino deentidad. Aunque suene a pura retrica, nada ms lejos de la realidad, Palestina dejar de ser un simple conjunto de territorios a ocupar a placer para convertirse en un estado ocupado. Ah es nada. Aunque de principio no vaya a cambiar la vida de sus habitantes e incluso pueda empeorarla a tenor de las amenazas israeles, s que se trata de un paso cualitativo en la consecucin de la tan anhelada libertad nunca alcanzada por contraponerse al sueo judo del Eretz Israel, que siempre incluy en los enfermizos delirios de los inventores del artificioso pueblo y el estado judos, las tierras delimitadas desde el Mediterrneo hasta el ro Jordn, es decir, toda la Palestina histrica y muchsimo ms de los que les fue regalado arbitrariamente por la ONU robndoselo a sus legtimos y ancestrales pobladores.

La poderosa maquinaria de informacin de los sionistas de todo el mundo, con el apoyo de los cristosionistas norteamericanos, ha logrado trocar las vctimas en verdugos y, casi, a los ocupantes en ocupados. Siempre han criticado las pretensiones de que los rabes queran echarlos al mar, cuando lo cierto es que los que han sido empujados hacia el mar han sido los gazates, los que viven hacinados en campos de refugiados provenientes de ciudades de donde fueron expulsados por la fuerza y la sinrazn de las armas. O aquellos millones de palestinos de la dispora que an malviven provisionalmente en los pases circundantes esperando volver un da a sus antiguas casas hoy ocupadas por extranjeros provenientes de muchos pases del mundo sin conexin alguna con aquella tierra.

A partir del jueves, la Lnea Verde, las fronteras anteriores a 1967 sern las fronteras oficiales de Palestina. La poltica de conquista medieval de Israel, de robo de tierras, de hechos consumados perder validez. De ah los esfuerzos hebreos de comenzar a negociar de cero, sin condiciones como dicen ellos contando de facto con lo ya usurpado en fechas recientes. Las mismas trampas del lenguaje de siempre, no por manidas y devaluadas menos usadas en la propaganda oficial israel la hasbar y en la norteamericana.

Justo lo mismo que sucede con lo del unilateralismo que Israel atribuye a la posicin actual palestina. Es imposible que exista una accin ms multilateral que llevar a la ONU la cuestin palestina, la Asamblea General es, por definicin, la cuna del multilateralismo. Hacer referencias ahora a que son preferibles negociaciones directas que llevan muertas decenas de aos como solucin, sonaa a broma si no se tratara de algo tan serio para millones de personas. Y ms an cuando esas supuestas negociaciones que nadie conoce, ni si quiera tienen un inicio consensuado, ya que Israel se niega a partir de las resoluciones de la ONU o de las fronteras internacionalmente reconocidas y pretende seguir robando (construyendo) a Palestina mientras se producen las negociaciones que podrn durar decenios sin llegar a acuerdo y cuando acaben ya ni quedarn ms tierras que ocupar ni donde ubicar un estado palestino viable.

A Palestina ya no le queda otra salida que acudir al apoyo y a las simpatas que concita en el mundo para obligar a Israel a negociar segn las bases recogidas en las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea de la ONU. Probablemente pida de inmediato el amparo ante el Tribunal Penal Internacional y pueda denunciar ante l los crmenes de lesa humanidad que ha cometido y cometer el estado hebreo, lo que impedira a polticos y militares del estado de Israel salir de la jaula de cristal que se han ido construyendo para consolidar las recientes conquistas militares y no tener que hacer la paz con los vecinos. En vez de la bsqueda de relaciones de buena vecindad, a lo ms que han llegado es a comprar la complicidad de algunos estados circundantes al margen de sus propios pueblos con dinero norteamericano para traicionar a la causa palestina. Lo que lleva decenios sucediendo es que ocupen las tierras que les permitan sus armas y las norteamericanas, adems de las palestinas, las de Siria o de Lbano e interfieran sobre algunas de Egipto.

Es muy probable que, al final, el estado fallido de Israel se pudra dentro de sus muros como un cncer ajeno de clulas descontroladas al dictado de unos dirigentes insaciablemente ambiciosos e ideolgicamente iluminados que nunca tuvieron bastante con el regalo inmerecido e ilegal que la ONU les hizo en su da, esa ONU que ahora tanto odian y tanto temen.