Ni carné por puntos, ni radares, controles de alcoholemia, mejora de carreteras o endurecimiento de las multas. Las muertes en carretera no hay manera de disminuirlas sensiblemente. Este gobierno, como los anteriores se está chocando contra las duras estadísticas mes tras mes, fin de semana tras fin de semana. Sin ir más lejos, durante este mes de agosto van a superarse de largo las doscientas muertes a una media cercana a las 10 víctimas diarias, una auténtica masacre con la que nuestra sociedad convive con toda naturalidad sin que nadie se rasgue las vestiduras.

Muchos se las prometían felices con el carné por puntos, pero su efecto positivo inicial parece que ha perdido eficacia a pesar de los más de 1.500 permisos retirados y la pérdida de casi un millón y medio de puntos desde su implementación en julio del pasado año. Ahora le toca de nuevo mover ficha al gobierno, pues parece que se lo ha tomado un poco más en serio que los anteriores. Van a racionalizarse los límites de velocidad en 205 tramos de carretera controlados por radar antes de la reforma del Código Penal que va a convertir en delito con penas de cárcel los grandes excesos de velocidad (>80 km sobre lo establecido).

Los conductores se apuntan a las peticiones de comparecencia de la ministra del ramo para sumarse a la estrategia del PP. Dicen que para explicar los datos de siniestrabilidad de agosto aunque no serían muy diferentes de cifrar los excesos de velocidad, las infracciones y las copas de más. Otros se han apuntado a criticar lo que consideran afán recaudatorio de la Dirección General de Tráfico con algunas de las medidas que estudia adoptar en un futuro próximo, ¡como si castigar al infractor no tuviera efectos disuasorios añadidos! ¿no es el principio de castigo de la infracción uno de los pilares en lo que se basan los ordenamientos jurídicos? Pero todo apunta al endurecimiento de penas y a ponerle un guardia presencial o automatizado a cada individuo o tramo de vía. Nada nuevo bajo el sol. Los neocons españoles disfrazados de liberales se ponen nerviosos, el papá estado pretende controlarlo todo y no me van a dejar ni conducir achispao por esas carreteras de dios. ¿Os acordáis de aquel lamentable episodio de Aznar y del aplauso unánime de la derecha a su defensa de la ebriedad al volante?

Pero una de las soluciones más fáciles y efectivas que está en la mano de los gobiernos no aparece en ninguno de los debates que se multiplican estos días al calor del drama estival. Me refiero a la limitación de velocidad mecánica o electrónica. La mayoría de los modelos de gama media o alta ya vienen de serie equipados con sistemas de conducción automática con selección de velocidad. No costaría prácticamente nada más establecer de manera obligatoria a los vehículos que se vendan en el estado español poseer un limitador de estas características ajustado a 120 o 130 Km/h. ¿Cuál es el verdadero problema? Pues que eso significa chocar con la industria automovilística y con el argumentario de ventas basado en mayor velocidad, potencia y poder, precisamente la infracción mayoritaria y la que más muertes produce. Y con la debilidad –subordinación– de los estados ante los intereses de las multinacionales, no es algo que podamos esperar ni a corto ni a medio plazo. Ni si quiera con los beneficios que conllevaría en la caída de emisiones de gases invernadero ni en la disminución del desequilibrio de la balanza de pagos.

Compartir

20 Comentarios

  1. Porque limitar la gilipollez que viene de serie en muchos conductores suicidas sale mucho más caro, me temo.

    Yo no creo que la culpa sea del vehículo, como la culpa de la violencia de género no la tienen ni las pistolas ni los cuchillos. Mientras conservemos esta mentalidad tan nuestra que subestima el peligro y la vida de los demás, ya puede poner el gobierno un guardia civil en cada esquina.

  2. Es de primero de Filosofía:

    La culpa (la voluntad) no es de los objetos, si no de los sujetos; y aún en este caso, sólo si actúan libremente, no si son forzados a ello.

    Saludos.

  3. […] Visto así, parece lógico que personas sensatas aboguen por incorporar limitadores de velocidad de serie en los vehículos comercializados para circular de forma habitual por las carreteras españolas, y protesten por la negativa en bloque de la industria automovilística ante esta medida que, consideran, salvaría vidas. […]

  4. Mira hoy voy a estar en desacuerdo contigo. No soy partidario de limitaciones de ningún tipo. No quiero compartir mi casa con personas a quienes se les está diciendo lo que tienen que hacer y se les castiga si no hacen caso. El tema es complejo, sin duda, o tal vez no, pero en todo caso no se resuelve (o no debería resolverse) a base de conducta-castigo. Además ¿quién es el que dice cuál es el límite de velocidad correcto en cada caso? ¿”Los de siempre” que mandan en “los de siempre”? ¿Y qué me dices de Alemania al respecto?

    Discrepo. Saludos fraternales

  5. El título es como una especie de provocación, evidentemente las cosas no son así de tajantes, pero es de perogrullo, si en nuestro país no se puede circular a más de 120 no puedes tener vehículos que sobrepasen esta limitación. Si los rifles no pueden disparar más de dos tiros seguidos, en las armerías españolas se prohiben las ametralladoras, es así de simple. La gilipollez, como dice Chesi, viene de serie, quitemos las herramientas a los potenciales asesinos. La liberalización que se apoya en la carretera es como la liberalización de las armas en USA, al menos así lo ve un no conductor de vehículos a motor partidario hasta del cierre del centro de las ciudades a los vehículos privados 😉

  6. Otra cosilla, lógicamente un limitador “simple” de velocidad no distinguiría entre tramos urbanos, interurbanos o autovías y no haría nada contra excesos de velocidad en vías lentas. Sin embargo, los accidentes más graves son los que se producen a velocidades altas y esos sí los reduciría un limitador.

  7. Un abrazote y un traguito.., de agua por supuesto.

    En realidad la cuestión la veo sencilla. Soy contrario a cualquier limitación porque creo o defiendo la autoresponsabiolidad. Ahora bien,.es evidente que el coche es una herramienta útil y a la vez muy proyectiva psicologicamente. Por hacer una analogia con el documental Bowling for Columbine, cuando tyrata el tema de las armas y ¿ por qué en Canada con igual o similar número de armas en manos de los ciudadanos, apenas había muertes ?… Sencillo los medios de comunicación y las emociones que son transmitidfas por la sociedad en su conjunto de miedo, terror y finalmente de stress provocan que cuando coges un coche te combiertes en peligroso.

    No importa la velocidad, importa que vayas a la velocidad adecuada y consideres todos los elementos, valores y decidas en base al sentido comúm.

    Para terminar, en la carretra hay auténticos zumbaos….¿ qué hacemos ? como Sarkzy…! castración o eso que hacen a las mujeres y que lesta muy mal !…jajajajaj

  8. Pues tal vez porque tienes el derecho a viajar a otros sitios con tu coche y en esos otros sitios existen otras o ninguna regulación de velocidad.

    Y si eso fuera así, si se limitara la velocidad de forma automática de serie en los coches vendidos en España, lo que harían los españolitos sería comprar el coche en el extrangero. Que ya nos conocemos todos, y la UE está para quedarse.

    Mi coche, un C4 de año y medio, lleva limitador y regulador. No veas qué lujo cuando vas en autovía, vacía ésta, y pones el regulador a 120. Disfrutas conduciendo mucho más. Por eso, yo sí creo que debería existir un sistema electrónico de regulación recomendable (exento de algo, menos impuesto en aquello), pero de lo que se trataría es de que el conductor lo usase. No de que viniera programado de casa.

  9. Bueno, la cuestión sería alcanzar acuerdos más o menos generales en la UE. Pero en España no venden en las tiendas fusiles de asalto para usarlos en EEUU. Sólo quiero insistir en que la autorregulación nunca va a funcionar, son demasiados años de pruebas que lo avalan. Creo que tenemos demasiado interiorizado el coche como extensión del individuo y a él se lo permitimos todo, cosa que no ocurre en otros ámbitos de la vida en sociedad.

    Ya digo, pensemos también en contaminación, salud, recuperar las ciudades para las personas, ruido o efecto invernadero… además de en accidentes. Hay que acabar con la cultura del coche.

  10. Los neocons españoles disfrazados de liberales se ponen nerviosos, el papá estado pretende controlarlo todo
    Qué vamos a querer controlar los progres? Nada…:

    No costaría prácticamente nada más establecer de manera obligatoria a los vehículos que se vendan en el estado español poseer un limitador de estas características ajustado a 120 o 130 Km/h

    Y pensar que yo en tiempos (bien cercanos) me decía de izquierdas… Feliz época de ignorancia

  11. Como dice Jordi si la culpa es de los coches, Por que en Alemania no hay tantos accidentes como aqui?
    En los accidentes hay responsabilidad tanto de los conductores, ya sea por despistes, conducir borracho, exceso de velocidad, imprudencias… como del estado, las estadisticas muestran que la mayoria de los accidentes se producen en vias secundarias, que la verdad, tienen un estado de conservacion penoso y su acondicionamiento no es tan glamuroso como el inaugurar autovias y autopistas.
    Las Fuerzas de Seguridad, cuya mision en las carreteras es mas recaudatoria que de proteccion y ayuda.
    Sin olvidarnos que estamos en un pais, donde se potencia el uso de vehiculos privados hasta para ir a cagar (y aqui la publicidad de los coches tiene su papel) con un ferrocarril tercermundista, unas compañias de autocares de linea penosas y unos precios abusivos.
    El limitador de velocidad, como unica medida redentora, no disminuiria el numero de accidentes de trafico en este pais.

  12. No es una única medida como varita mágica, pero es una medida muy muy importante que no suele plantearse seriamente nunca, estoy de acuerdo con la smedidas tomadas por el gobierno, pero echo en falta la susodicha

  13. Por no repetirme mi querido Juanlu.

    He dicidido después de valorar, moverme en bicicleta, transporte público y ocasionalmente en caballo de hierro. Así lo llevo haciendo hace años y lo continuaré haciendo con más motivo…! la genete esta zumbada !, no toda claro. Un dato, desde 1994 hasta el 2004 hay 58.000 muertos producidos por el caballo de hierro carretera…

  14. Entre todos me habéis animado a seguir con el tema del transporte y despotricar a saco contra el automóvil.

    De momento he cambiado el título del post para no dar lugar a más malentendidos, está claro que los coches no son robots con vida propia

  15. Imaginemos un culto religioso, la adoración a una especie de dios Moloch actual, bastante tirano pero que a las comunidades que están bajo su advocación les otorga cierta protección, o al menos así lo creen sus fieles. El rito de iniciación al culto comienza con la mayoría de edad y, salvo unos pocos, la mayoría de las personas pertenecientes a las sociedades del ámbito de la religión desean por encima de todo entrar en el grupo de los elegidos. Pero como todo los dios exige sacrificios y ofrendas permanentes. Para empezar, pide que sea entregada en sacrificio mortal una cantidad igual de todos los jóvenes que mueran año tras año en cada comunidad. Pero eso no es todo. En sus altares tiene que arder una llama permanente alimentada con la sangre de la tierra. Para cumplir el rito hay que provocarle dolorosas heridas a Gaia, hay que horadar la tierra, derramar su preciado líquido, cada vez más hondo para satisfacer la voracidad del dios. Si junto al lugar donde vives no hay suficiente cantidad de fluido, no hay más remedio que gastar buena parte de nuestros ingresos para comprarlo y, si no nos alcanza el presupuesto, no se duda en atacar a otros pueblos y matar a sus gentes para robarlo. Millones de personas han muerto sólo en los últimos años por su causa. Los restos de basura generados en los altares provocan la pérdida de la calidad de vida y de la salud de mucha gente. En las ciudades, lo importante ya no son las personas, sino los altares de Moloch, todo sea por las infinitas bondades que nos provoca su adoración. De cuando en cuando surgen individuos que no creen en dios, proponen otra forma de vida, con menos ataduras o sacrificios, pero son tildados de freaks, de antisociales. Sólo hay un dios, los demás no son verdaderos, sus cultos simples extravagancias inútiles. Sólo hay una forma de vivir, todos están convencidos de ello. Sus sacerdotes se ocupan de adormilar conciencias, de esconder realidades, de sobornar a los poderosos o de alcanzar ellos mismos el poder. Todo está atado y bien atado.

    ¿Qué pensaríamos de todo esto desde la izquierda si no estuviésemos hablando del culto al coche de nuestras sociedades industriales avanzadas?

  16. Joder, juanlu, que te has comido?
    Vaya parrafada en rollo pseudomistico-religioso

  17. estoy de acuerdo hasta tal punto, para qué queremos ir a 130 km/h? necesitamos limitadores de fábrica a 60 km/h o queréis llegar muy rápido? o ser el más guay con tu coche de mierda ataúd con ruedas? yo abogo por velocidades que una carrocería pueda aguantar en caso de colisión o en caso de ir fumado o borracho o ser un simple flipado, ya verás como esta masacre se acaba, gracias a las multinacionales del automóvil y a nuestros gobiernos lo estáis haciendo de puta madre para vuestros bolsillos claro y para las familias que pierden seres queridos pues a joderse, a dónde quieres ir a 130 km/h? flipado de los cojones si a pie tardas 12 minutos en recorrer un Km pues te vale con un coche que vaya a 60 no? lo que pasa es que vende la potencia y el complejo de inferioridad (ésto es de primero de psicología) no se puede poner en manos de irresponsables artilugios como armas drogas coches que van como balas ya que lamentablemente y a las cifras me remito hay muertos tarados y minusválidos, es como quién fué primero la gallina o el huevo, los artefactos potencialmente causantes de muerte crearán muerte por mucho que se crea en la no limitación y en la responsabilidad si tú supieras los pájaros que yo conozco estarías de acuerdo, flipados de mierda iros con vuestros putos coches de 200 km/h a tomar por el culo, perdón….

Deja un comentario