protestas+nazis+ucrania

La verdad es que la labor de los servicios secretos rusos en el manejo de la informacin de la trama golpista de Ucrania demuestra una eficacia absolutamente sorprendente. Primero interceptaron y desencriptaron una conversacin entre el embajador de EE.UU. en Ucrania, Geoffrey Pyatt y la subsecretaria de Estado de EE.UU. para Asuntos Europeos, Victoria Nuland, quienes fueron pillados planificando el reparto del poder en el pas europeo tras la consolidacin del golpe de estado que estaban organizando. Curiosamente, el personaje por el que apostaban, Arseni Yatseniuk, es ahora primer ministro del pas flanqueado por una horda de neonazis que, de tomar el poder en cualquier otro pas de la Unin, hara temblar a cualquier socio del Partido Popular Europeo.

Pero si la anterior grabacin por cierto, con calidad prstina supuso desvelar, para aquellos que quisieron escucharla, que la asonada violenta de Maidan estaba dirigida por los Estados Unidos, en esta ocasin, las revelaciones no son menos importantes. En ellas se oye cmo el ministro de exteriores estonio conversa con la jefa de la diplomacia europea sobre las evidencias, cada vez mayores que detrs de los francotiradores no estaba (el presidente Vktor) Yanukvich, sino alguien de la nueva coalicin y que fueron ellos los que dispararon a diestro y a siniestro, o sea a policas y manifestantes, para provocar la espiral de accin y reaccin que llevara a un callejn sin salida que acab con la toma del parlamento por paramilitares nazis armados hasta los dientes con la colaboracin de yihadistas trtaros terroristas recin llegados de Siria.

En absoluto es balad, ya que invierte la acusacin de criminal del anterior presidente electo al crculo del actual presidente golpista. Y si este era ilegtimo por la represin que ejerca sobre su pueblo, tambin lo es Turchinov como responsable de uno de los lderes de los partidos de derecha que estaban en la Plaza de la Independencia de Kiev, que ha llegado al poder aupado por fuerzas extranjeras y por ataques de bandera falsa efectuados por gentes de su propia coalicin o por l mismo. Imagino que esta noticia, como la anterior, se ignorar en lo sustancial para que no interfiera en los planes occidentales de desestabilizacin y apropiacin posterior del pas ya que, como afirma el ministro: «Desacredita a la nueva coalicin desde el principio»

Sin embargo, es necesario ir un poco ms all. Nazan Armanian afirmaba en Pblico que

El modus operandi de la UE y Estados Unidos ha sido aplicar el modelo de las primaveras libia y siria: Protestas pacficas convertidas, de repente, en levantamientos armados de bandas tenebrosas con disciplina militar que provocan caos y terror para dar la impresin del peligro de masacre y guerra civil.

No es muy difcil inferir que el paso de manifestaciones pacficas a protestas violentas causadas por los disparos de francotiradores opositores ha sido usada con xito tanto en Kiev, como en Bengasi y en Deraa. La misma mano ha mecido las cunas de las tres revueltas populares recientes y as lo hemos defendido y publicado muchos desde el principio, a pesar de nadar contra todas las corrientes mediticas y de ser tildados de conspiranoicos, soviticos, ilusos y un sin fin de calificativos con animus ofendi. En Malta, fueron localizados los miembros de la inteligencia italiana que se encargaron de agitar las revueltas, donde confesaron cmo lo haban hecho para convertir las manifestaciones en una revuelta armada. Probablemente tambin nos enteremos pronto de quin comenz todo en Siria, pero lo que est meridianamente claro es que el mito de las revoluciones de colores o las primaveras rabes solo existe en las mentes de ilusos, desinformados o aliados del imperio y su brazo armado atlantista.