asssange-with-glasses

Era cuestión de tiempo que se conociera la verdad de los hechos que acontecen en Siria. Los nuevos papeles de Wikileaks, los de la llamada CIA en la sombra, anuncian claramente que la OTAN está detrás de la guerra. No se trata únicamente de apoyo material o del entrenamiento de terroristas en sabotajes y guerrilla urbana, la supuesta guerra civil para desestabilización del país árabe está dirigida sobre el terreno por comandos militares y mercenarios (que ahora llaman “contratistas”) de países de la OTAN, principalmente Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Lo que no es fácil de entender, a priori, es por qué el diario de izquierdas Público, responsable de sacar a la luz las filtraciones de Stratfor en nuestro país, haya pasado por alto esta noticia bomba, de la que hemos tenido que enterarnos por boca de agencias, como Europa Press, que sí se han hecho eco indirecto de este verdadera exclusiva que a Público le quemaba en las manos. Pero con algo de perspectiva, puede comprenderse cómo se relaciona este apagón informativo con el vil metal y con temas ajenos a la labor puramente comunicativa.

Para empezar, Mediapro, propietaria de Público, tiene montada una sede en Qatar, como puede comprobarse en la Wikipedia o en un inocente artículo del Diario Expansión. También tiene negocios de retransmisiones deportivas en la región, uno de cuyos principales clientes es Aljazeera, responsable fundamental de la desinformación sobre las guerras coloniales de Libia y Siria. La polémica publicidad que ostenta el FC Barcelona en sus camisetas tampoco no es ajena a los intereses de este grupo catalán con casi 100 personas trabajando en Doha, la capital de Qatar.

Pero sigamos con la noticia en sí usando literalmente algunos suculentos textos de los escritos originales descubiertos por Wikileaks. Resulta curioso ver cómo el Pentágono reconocía ya en diciembre pasado que los rebeldes son bien pocos

“no hay mucho del Ejército Sirio Libre que entrenar en estos momentos”

Sin embargo, admiten sin pudor que trabajan con total descaro en el país:

“las operaciones que se están llevando a cabo se realizan sin prudencia”,

al contar con la colaboración delictiva de casi toda la prensa occidental, pueden desestabilizar al país contando con la complicidad de unos medios que se encargan de lavar el cerebro de la opinión pública con absoluta impunidad, constituyendo la avanzadilla de los ataques, las bombas y los actos de terrorismo.

La estrategia de los países agresores no es otra que

“llevar a cabo ataques de guerrilla, campañas de asesinatos y de intentar romper el espinazo a las fuerzas alauitas, haciendo que colapsen desde dentro”

pero vendiéndolas como actos de represión del régimen al que pretenden hacer que renuncie a su propia y legítima defensa, vendiéndola como actos de represión contra su propia población. El objetivo final es organizar una nueva campaña de bombardeos como la que lograron en Libia con intoxicaciones similares, pero necesitan aún más manipulación mediática y

“no creen que vaya a tener lugar a no ser que haya una gran atención por parte de los medios de comunicación sobre una masacre”

Eso es lo que intentaron en Homs, pero no les salió bien el plan y, ahora que los mercenarios han huido a Líbano o a Turquía y la mayoría de los rebeldes han muerto o se han entregado, lo van a tener más complicado. Probablemente en Idleb se reproduzcan hechos parecidos a los de Homs en los próximos días, ya que es conocido que ese habido el lugar fronterizo donde se han reorganizado muchos de los que salieron de Bab Amr antes del asalto gubernamental definitivo y pueden ser abastecidos más fácilmente desde el exterior del país. Pero es improbable que puedan crear una sensación similar a la de Benghazi porque la población siria y su ejército están muy cohesionados, el apoyo de la población a los sublevados en armas es mínimo y, sobre todo, porque es bien complicado que las brigadas mediáticas engañen a todos todo el tiempo.

En estos días se han conocido las dimisiones  de reporteros y responsables libaneses de Aljazeera para no ser corresponsables con la campaña de infundios contra Siria y otros países de la región desde que la cadena qatarí cayo en manos de Estados Unidos, como desveló una de las oleadas de documentos clasificados también desvelados por Wikileaks. Afortunadamente, aún quedan medios como The Guardian, donde a veces se publican perlas como la de Jonh Pilger donde dice, sin tapujos, que:

“la guerra mediática es tan importante como la guerra en el campo de batalla, porque el verdadero enemigo es la opinión pública nacional de cualquier país, y su engaño y confusión se convierten en algo esencial para librar una guerra colonial no popular”

“el ataque contra Siria e Irán requiere de los gobiernos occidentales, inyecciones negativas permanente para influir sobre los lectores y los espectadores y ésta es la esencia de la propaganda occidental, de la que que rara vez se habla”.

Si conseguimos neutralizar con contrainformación a las divisiones mediáticas que promueven la guerra, probablemente puedan salvarse miles de vidas humanas en Siria y en otros muchos países. Aunque la ciudadanía occidental no pueda hacer prácticamente nada en el frente militar, sí que puede actuar en la batalla de la opinión pública simplemente mediante el análisis, la lectura crítica, el estudio de la historia reciente o la comparación con casos similares. Si dejamos de tragar sin digerir las noticias canalizadas por la OTAN hacia algunos medios de comunicación, es posible que hayamos empezado a complicar e incluso a detener las próximas guerras coloniales del imperio.

Compartir

13 Comentarios

  1. Te aviso de que te ha salido duplicado un par de párrafos.

    En cuanto al contenido pues eso; una bomba informativa que extrañamente se le ha pasado por alto al diario Público. No así a sus lectores, que ya lo incluyen en los comentarios (a mi no me deja ahora mismo el sistema de comentarios) y están adjuntando datos y enlaces de todo el asunto.

    Luego hay que aguantar a quienes dicen que el proyecto de Público fracasó entre otras cosas porque la gente no está dispuesta a pagar por la información tralará…. No lo sé, pero desde luego que por mentiras y ocultación no creo que haya muchos voluntarios. Y esa es la sensación que uno tiene cuando se pasa por la sección internacional.

  2. Gracias Manolox, imagino que con la caraja de anoche y algunos problemas con el editor, se jodió el escrito. Ya lo he arreglado un poco y lo revisaré algo más en profundidad porque ha podido pasar de todo. Sl2 y gracias de nuevo. Perdonad los inconvenientes

  3. ¿A contado algo que no sea evidente?
    ¿Y acaso “wikilis” no trabaja también descaradamente para ellos?
    Solo han permitido que aquellos que apoyan o quedan indiferentes ante el ataque a los países con petroleo y recursos (que no llamaré simplemente árabes), se enteren de lo que todos los que lo rechazan, daban por sentado, pero lo han hecho cuando teniendo suficientes sondeos de opinión, han previsto unos resultados favorables para ellos: pura manipulación.

    Saludos.

  4. Pues no, Wikileaks sólo saca a la luz cosas evidentes, jamás han desvelado nada sensible de verdad. Sin embargo, la cuestión es que mucha gente sí se fía de este tipo de “filtraciones” y no de los medios alternativos, ese es el único valor que tiene. No obstante, en este caso, Público ha decidido pasar del tema no vaya a perjudicar los intereses de Mediapro en Qatar, lo cual aún es mucho peor…

  5. #Piedra

    Puede que sea evidente que EEUU y demás potencias imperialistas operan en Siria. Damos por sentado que operan a nivel diplomático, con la maquinaria mediática, sanciones económicas, agentes infiltrados….En Siria y en todas partes. Pero disponer de la confirmación concreta y contrastada y además proveniente de las fuentes originales, es un valor añadido.

    Queda en evidencia por ejemplo cosas como “Esa es, claro, la propaganda del régimen y de la agencia SANA.” que decía Santiago Alba Rico aquí: (entrevista de diciembre 2011): http://corrienteroja.net/index.php?option=com_k2&view=item&id=208:t%C3%BAnez-siria-libia-entrevista-con-santiago-alba-rico&Itemid=183

    Eso por ejemplo ya no se sostiene y la guerra imperialista contra Siria, que oficialmente no ha empezado (aunque sí sobre el terreno), puede ser detenida u obstaculizada neutralizando la campaña mediática contra la opinión pública a la sociedad a que va dirigida. Es decir, contra nosotros.

    # Juanlu
    Lo de público es ya un escándalazo que son incapaces de controlar. Sólo hay que ir a cualquier noticia del último año en la sección internacional y leer los comentarios. Pero cualquiera de cualquier tema y pese a la “moderación” (férrea censura) de comentarios.
    Hay montones de ellos cuestionando la imparcialidad y “connivencia con…”, el tratamiento mediático, la censura, los cambios de título y contenido, las imágenes que no se corresponden con lugar y/o situación, el copia-pega… y al margen del elevado número de este tipo de comentarios, son siempre los más votados.

    Veremos cuánto dura.

  6. Hola Juanlu.

    Muy necesaria esta información. Yo añadiría que me parece fundamental el papel del terrorismo wahabista de origen saudí, engrasado con inmensos aportes diarios de petrodólares, y actuando sobre el terreno. Las fuerzas de la OTAN ejercen un papel de logística y coordinación. Los medios occidentales están encargados de la imprescindible labor de intoxicación, manipulación y guerra informativa. Pero nada de esto le serviría al capital si no existieran gente de carne y hueso dentro de Siria, con sangre árabe, disparando las ametralladoras, los bazocas, los coches bomba, torturando o saqueando. Es decir, auténticos comandos de la muerte mercenarios, formados por sirios, paquistaníes, saudíes, libios, egipcios … con ideología salafista y abundante financiación directa en petrodólares. Ese trabajo no lo pueden hacer directamente gente con la tez pálidad europea o norteamericana. Salud y rebelión.

    http://alterglobalizacion.wordpress.com/2012/02/27/esta-el-terrorismo-saudi-operando-en-el-interior-de-siria/

  7. Hola compi, llevas toda la razón, alguna vez hemos hablado del tema en los bits. Te dejo algunos enlaces recientes donde se habla de la intervención de al Qaeda en Irak, movido por el gobierno saudí, desplazando los comandos desde Irak a Siria para contribuir en la guerra para no complicar al ejército rebelde con las operaciones más sucias. Probablemente as ejecuciones de estos días hayan sido obra de estos mercenarios saudíes que se hacen llamar al Qaeda:

    http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=6475
    http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=6415
    http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=6385

    Salud

Deja un comentario