Parece que vivimos en mundos paralelos. De manera casi unnime, las potencias occidentales piden a Rusia que se retire completamente a sus fronteras,pero el documento que le entregan para establecer el alto el fuego dice lo contrario. Por su parte,Saakashvilidice no haber firmado nada que comprometa la integridad territorial en un futuro, cantinela que, a modo de estribillo, le corean al presidente georgiano tanto EEUU como la UE. Est claro que en la diplomacia cabe todo, pero interpretaciones tan diametralmente opuestas hacen pensar en que hay algo aqu que va mal.

Algunos dicen que Sarko rehizo su documento dos veces, una vez en Mosc y otra en Tbilisi, pero sin enserselo al contrario, as que cada mandatario lo reescribi a la medida de sus deseos y necesidades. Por lo tanto habra dos textos. Otros opinan que Georgia firm a regaadientes y pretende echarse atrs ahora que cuenta con el apoyo de lacomunidad internacionalque, tras el ridculo absoluto efectuadoayudandoa su aliado, quieren enmendarlo a base de declaraciones.

Rusiatiene autorizacinpara permanecer en Osetia tal como estaba mandatada por la ONU proteger a sus habitantes y mantener los acuerdos de paz y as debe continuar, ya que Georgia ha manifestado su intencin de matarlos o deportarlos a todos sin ningn tipo de contemplaciones. Sin embargo,tambin le permite patrullar al sur de la provincia dscola y penetrar ms all de sus fronteras sin entrar en las ciudades importantes. Esa precisamente es la parte del acuerdo que se estara violando en la actualidad, aunquetodo indica que ya ha comenzado parte de la retirada. Pero lo queno tiene sentido es exigir una retirada totalcuando se ha firmado otra cosa, que es lo que pide insistentemente laimbcil de Rice. E incluso aunque la carta filtrada a France Presse no existiera, la vuelta a la situacin anterior a la ofensiva significa volver a formar parte de las fuerzas de paz en Osetia y Abjazia y eso equivale a no retirarse de ambas regiones. A qu viene entonces la insistencia y los excesos verbales? Lo dicho, pura propaganda.

Eso es lo que sucede cuando se firma una rendicin, que el vencedor impone sus condiciones al vencido y humillado. Obviamente Rusia no pinta nada en Georgia no debe pintar nada, pero est claro que debe permanecer en las provincias rebeldes para asegurar la integridad fsica de sus habitantes. Y visto que donde dijo digo ahora dice Diego, Saakashvili no es de fiar para mantener lo firmado en el acuerdo de paz para revisar el status de Abjazia y Osetia y Rusia necesitar de garantas adicionales para dejar de hacer presin. Quiz bastara una resolucin del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, pero no parece que ni la UE ni EEUU estn por la labor de abrir el meln de la integridad territorial georgiana hacindolo de manera tan oficial. No por el momento.