USS Ross
USS Ross

El pasado 5 de octubre, el gobierno espaol aprob en Consejo de Ministros el acuerdo por el cual Estados Unidos podr desplegar en la base norteamericana de Rota parte del escudo antimisiles con el que la OTAN pretende amenazar a Rusia. No obstante, es en esta semana cuando se firmar definitivamente en Bruselas, en la reunin de ministros de la OTAN, elSegundo Protocolo de Enmiendadel Convenio de Cooperacin para la Defensa de 1988 que permitir la ampliacin de la base para acoger los cuatro destructoresde la clase Arleigh Burke que portarn los equipos mviles del escudo en esta regin quellegaranentre octubre de 2013 yseptiembre de 2015.

Las negociaciones bilaterales comenzaron hace alrededor de un ao, cuando el gobierno del PSOE acept una vez ms formar parte de la estrategia militar del imperio con la manida excusa de la creacin de puestos de trabajo en una comarca azotada por el paro. Se estima que alrededor de 3000 norteamericanos se unirn al despliegue actualmente existente de ms de 5000 civiles y militares, en lo que es una violacin flagrante de los compromisos adquiridos por el estado espaol cuando se celebr el referndum sobre la incorporacin a la OTAN en el ao 1986, prcticamente la nica consulta de este tipo que se ha realizado en toda nuestra democracia reciente.

La farragosa pregunta que tuvieron que inventarse los estrategas del gobierno socialista para lidiar con el rechazo de nuestro pas a integrarse en una alianza militar sin funcionalidad confesable fue la siguiente:

El Gobierno considera conveniente, para los intereses nacionales, que Espaa permanezca en la Alianza Atlntica, y acuerda que dicha permanencia se establezca en los siguientes trminos:

  • 1. La participacin de Espaa en la Alianza Atlntica no incluir su incorporacin a la estructura militar integrada.
  • 2. Se mantendr la prohibicin de instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio espaol.
  • 3. Se proceder a la reduccin progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en Espaa.

Considera conveniente para Espaa permanecer en la Alianza Atlntica en los trminos acordados por el Gobierno de la Nacin?

Por tanto, la ampliacin del acuerdo que firmarn Morens y Panetta es manifiestamente ilegal y va contra la determinacin expresa del pueblo espaol.Y todava hay quien se sorprende por la desafeccin que la ciudadana de nuestro pas manifiesta hacia la clase poltica…

El nuevo acuerdo tendr una vigencia de 8 aos, tras el cual se prorrogar con carcter anual. SorayaSenz de Santamara ha indicado que la misin del escudo es»la defensa ante la amenaza que supone la proliferacin de misiles balsticos» yla «proteccin del territorio europeo, su poblacin y las fuerzas de la Alianza en Europa». La vicepresidenta ha manifestado que estas son las verdaderas compensaciones que recibir nuestro pas, ms importantes que los mil puestos de trabajo en los que ha cifrado el impacto laboral de la ampliacin de las instalaciones militares de EEUU sin aportar ningn dato serio o fiable en que apoyarse.

Sin embargo, se olvida deliberadamente de dos problemas de seguridad que acarrear esta nueva instalacin:

  • De un lado, el incremento de la amenaza terrorista, tal y como ha recogido laMemoria de la Fiscala General del Estado presentada recientemente y
  • Por otro, la consabida reaccin de Rusia ante la amenaza estratgica que supone la instalacin de un escudo antimisiles destinado a romper el equilibrio entre los antiguos bloques. Desde este momento, Rota convertir en un objetivo militarde primer orden tal y como anunci a finales del pasado ao el entonces presidenteMedveved.

Y es que nadie se cree la versin oficial que Estados Unidos aduce para justificar la necesidad de estas nuevas instalaciones militares terrestres, navales y areas que el imperio est construyendo en varios pases y de los que Rota es slo un eslabn ms de equipos deradares y sistemas de interceptacin. Protegernos de ataques balsticos de Irn o Corea del Norte, que es lo que nos han ido contando durante los ltimos aos, es simplemente cmico hasta el punto de que ya ni se atreven a repetirlo. La amenaza indefinida de la proliferacin mundial de misiles de largo alcance tampoco es creble, ya que la disposicin de los elementos que integran el escudo apuntan inequvocamente a Rusia como objetivo

Pero los 4 buques que llegarn a Rota, no se limitarn a esperar a que vuelen los misiles sobre nuestras cabezas para derribarlos antes de que alcancen sus objetivos. El USS Ross, USS Donald Cook, USS Porter y el USS Carney, estarn buena parte del tiempo de gira en frica, Asia Central y Oriente Medio a disposicin de los despliegues y las guerras que un decadente Estados Unidos libra para controlar los recursos energticos del mundo.

Rusia est convencida de que el escudo alterarel equilibrio de fuerzas entre ambas potencias y sobre todo acabar con el principio de disuasin nuclear, por lo que le va a obligar a instalar un escudo similar que neutralice un ataque balstico de EEUU y sus aliados, desarrollar nuevos misiles que puedan burlar los sistemas de intercepcin y porten mltiples ojivas independientes o construir nuevas armas nucleares para equilibrar la balanza militar estratgica.

En suma, todo indica que estamos a las puertas de una nueva carrera armamentstica, reabriendo otra etapa de la guerra fra de incierto desenlace en la que, nuestros polticos del PP y el PSOE, nos han metido de lleno de manera absolutamente ilegtima. La buena disposicin de Rusia con la ocupacin de la OTAN de Afganistn puede ser la primera vctima de una nueva era de relaciones bilaterales que, seguramente, no traer nada bueno para nadie.